miércoles, 31 de diciembre de 2008

Brindando juntos

Un año más, o menos, que dolerse de esta vida y de esta luz.
Con vivos muertos.*



Confío en que los años tengan afán de superación.
Y superacción.

Feliz año a mis visitas desde Jerez, Sevilla, Santander, Barcelona, Zamora (estas especialmente ;)), Coruña, Nigrán, Vigo, Castellón, a la diaria de Venezuela, y a todas las esporádicas que se pasan de vez en cuando aunque sea por error, París, Poitiers, Maastrich, Bruselas, Perugia y Roma. Feliz año a tod@s.


*Vetusta Morla - Año Nuevo

martes, 30 de diciembre de 2008

Si.
Me dejaste una manta.
Un colchón calentito de momentos
y de recuerdos felices.
Es una manta preciosa
y además es mágica.
Debajo pasan el otoño
y el invierno como trenes con prisa.
Si, se está muy bien aqui.
Pero esta manta pica.
A veces pica demasiado
como para seguir a su abrigo.
Entonces me encuentro.
Y pienso.
¿Aguantar el picor?
¿Aguantar el frío?
¿Como eres capaz
de sin miedo afirmar
que no existe el cielo?

¿Qué ves si levantas
arriba a tus ojos?

¿Qué es el cielo entonces?

lunes, 29 de diciembre de 2008

Cuando tu hermana te supera

Se me había olvidado lo bien que se anda descalzo por mi casa. Mi hermana a puesto música a toda ostia y lo que escuchaba me ha encantado. No lo conocía. A mi hermana le ha dado ahora por el electroclash más bruto.

Y joder, me gusta hasta a mi.

De aqui a la banda sonora de anoche de Sonrisas y Lágrimas, hay dos cigarros, 14 páginas de Claudio Rodriguez, 7 horas de sueño, 2 capítulos de los simpsons, 1 de padre de familia, una conversación sobre letras (y drogas) con Sara, un brindis a Onain, omain, omán, o a todos esos a la vez y una ducha.

Mierda otra vez un diario

domingo, 28 de diciembre de 2008

Procuro volver a las proporciones áureas
de pezones pequeños en pechos menudos.
¡Qué matemática perfecta!
Ellos, diminutas coronas,
escriben lo que firmo.
Yo rubrico con mis dedos fríos,
les regalo aureolas invisibles
con mis labios y mi lengua.
Me responden,
palpitan trémulos, cárdenos.
Y en dos segundos nos damos
tres años de besos.
No se dan cuenta y se les escapan...
...los suspiros.
Me gustaría atraparlos
pero tengo las manos atadas
a sus senos y las suyas
se han pegado ya a mi nuca.
Terminamos asi, enredados.
Durante dos amaneceres y tres lunas nuevas.
No cabrán en un mes, pero si en cinco minutos.
Entro en una tienda y encuentro:



Nunca, nada, nadie. 3 palabras terribles. SObre todo la última que es la personificación de la nada. El hombre se encara con ellas y termina por perderlas el miedo.



Pregunto a un dependiente.
"¡perdona!¿De quién son esos versos?"
Responde el dependiente
"No lo sé, los pintamos el día que abrimos la tienda"

Gracias. Me he quedado igual
Quisiera que no te hubieran comprado
o no te hubieran regalado nunca
ese abrigo
¿Por qué no lo olvidaste en tu ciudad?
Ojalá no te hubiera hecho falta
ni en esta ciudad, ni en aquella,
ni en la nuestra.
No quiero que haga más frío.
No.
Que venga ya la primavera,
por donde sea / por donde quiera.
Pero que llegue.
Y que me saque de este abandono.
Abandono como el de las hojas
de los árboles que esperan
que en el día por venir de
la resurrección de la carne
no se olviden de ellas.
Que llegue el sol
y deje de pensar en cuanta falta
me hace abrazar tu abrigo.

Del coche a la Calle

Jorge Maldonado me encuentra por la calle y me saluda desde su coche:
-¡Julito! Pelotudo todavía estoy esperando que vengas a verme
(bla bla bla)
-¿Cuántos kilos perdiste?
-Pues lo mismo he perdido tres, no lo sé...
-¡Eso es que te la machacas mucho!

sábado, 27 de diciembre de 2008

Me gustaría odiarte
como ya me odiaron a mi.
Todos mis días tienen envidia
de aquel de septiembre.
Todas las noches suspiran
porque no estás.
Me gustaría odiarte
pero eres inodiable.
He soñado que te encontraba,
que se me olvidaba y te besaba
y luego te pedía perdón.
-Y tu cara de susto.
como no,
era un poema, un haiku-
Que luego andábamos y
venía y saltabas a sus brazos.
Mientras, a mi se me desataban los cordonesquemeunenalavida.
Odio no poder odiarte.
Pero no te odio a ti por más que quiero.
Porque eres inodiable.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Esto se me está convirtiendo un poco en diario y no me gusta, pero bueno. Desde hace no mucho más de un año me quedó claro que Zamora era tierra de letras (además de la Tierra del Pan). Hace dos días me escapé de la enésima incursión de mis colegas en un centro comercial y me metí en una librería ávido por encontrar algo que leer que mereciera la pena. Si bien es cierto que aun tengo "En Abierta Oscuridad" de Gelman sin terminar, el hecho de encontrarme al cabo de la obra sin algo que leer que realmente me guste me aterra. Por ello me dirigí a la sección de poesía. Al llegar me encontré con lo típico. Demasiada generacion del 27 y demasiados astetas. Era dificil dar con escritores medianamente contemporáneos. Si, encontré a Ángel González, a Gamoneda e incluso a Lucía Etxeberría (yo que en mi reducidísima imaginación no la veía haciendo versos ni a tiros) pero buscaba otra cosa. Algo gordo.
Encontré una compilación de Claudio Rodríguez. Un autor completamente desconocido para mi salvo por el nombre. De hecho en un primer momento leí Silvio Rodriguez y como ya había visto poemaríos de Bob Dylan y Leonard Cohen en la misma estantería no me sorprendió demasiado).
El caso es que a mi llegada a casa con el susodicho Claudio bajo el brazo, abro y leo: Nacido en 1934 en Zamora. ¡Hala! ¡a tomar por culo!.
Y joder, lo estoy leyendo y se nota Zamora en cada verso.
Asi que ya sabeis, lectura muy recomendable sobre todo para los zamoranos que no verán ni su ciudad ni sus paisajes mejor dibujados a golpe de letra en su vida.

Y dicho esto voy a seguir leyendo y escribiendo.

jueves, 25 de diciembre de 2008


Me ha dado por mirar mi primera lecorbusierana y se ha caído de entre las hojas esta flor. Es la primera flor que me han regalado en mi vida. ¿Cuántos de vosotros conservais todavía la vuestra?¿Cuántos recordais quien os la regaló?
Yo de momento me acuerdo, y de momento guardaré la flor de por vida, ya digo, de momento, ya digo, de por vida.
Gracias nur.

martes, 23 de diciembre de 2008



Os presento a Yasmin Levy. Me lleva acompañando toda esta noche.

Haiku II

Din och jag vi bygga
Stockholm.
Och oss hon blev en stad härlig.

Haiku I

車で叫んだ。
それは置く景色および
太陽に同輩を与えた。


Llorabas en el coche.
Te daba igual el paisaje
y la puesta de sol.
¿Cómo explicarte?
Esto es como tener una lata de cocacola
dos segundos después de cortarte las uñas.
Tienes que recurrir a otra persona
para poder abrila.
Terminas por conseguirlo, le das un sorbo en agradecimiento
y sigues tu camino.
Siempre necesitamos de una potencia
para que una palanca de primer género
funcione produciendo un resultado.
Pues la vida es la cocacola, la resistencia,
yo soy el que se la bebe, el fulcro,
y tu eres...
Bueno, quizá no fuera el mejor ejemplo.
Pero tu eres. Y eso es lo que importa.
Desde luego fue una suerte que no llegáramos a escuchar a Yasmin Levy juntos. Pero por no llegar, no llegamos ni a discutir. Pero llegamos muy lejos. Muy lejos. ¿A que si?

Las flores se destintan.
Me prometió el carnicero que no sucedería.
Mañana no podré escribir
una notita en una cartulina
pequeña y amarilla.
Ahora que anoche
encontré las palabras precisas,
el tamaño perfecto,
la caligrafía acorde
con lo que decía.
El infortunio se estará descojonando dondequieraquediganquesté.
Me da rabia.
Te iba a haber tejido
unas sábanas de rosas
sobre tu última cama.
Mañana parecerá
que llevas durmiendo años
si termino haciéndolo.
Y tu cuerpo, seguro,
aun está caliente.

Escribo (y escribiré)
creyendo tener tus ojos
por encima de mi hombro
espiando mis manos.
Así nunca terminarás de irte.

Su invisibilidad te manda recuerdos.
Adios su ausencia.



lunes, 22 de diciembre de 2008

Autopista Oto-Inv

El último de hoy, lo juro.


La felicidad no hizo pie
pero su luz seguía
desparramándose por los
tuneles de las tardes que iban del otoño al invierno.
Sé que esto no es un diario. Pero debo decirlo. Me encantan estas noches en las que me siento a las once y media delante de dos pantallas de ordenador, me pongo los cascos y empiezo a hacer cosas mientras escucho a Dexter Gordon, a Miles Davis y a Charles Mingus. Hoy he cogido la moto de papa por primera vez y he descargado canciones de Kepa Junkera y Travis. Antes, por la tarde, me he sentado en la terraza con mamá a leer. Ella un libro ambientado en la Guerra Civil Española bastante gordo. Yo a Juan Gelman, sin signos de puntuación y más interrogativas que enunciativas. Entre poema y poema escribía algo.
Luego llegar y sentarme aqui. Colgar un par de poemas, hacer caso a als ganas que me estaban entrando de ilustrarlos, no encontrar una foto bonita de un coño para el de "el punto de gravedad", Hablar un poco con Sara, un poco con Clara. Escribir esto, arrepentirme e irme a dormir.

Hasta la próxima.
desde que cerré
el mejor libro
que en mi vida
he leído
he abierto
otros cinco
nada
coño vacío
bestsellers de mierda
todos con un común denominador
de tetas pequeñas y diálogos (buscar adjetivo)
ce i ene ce o (5)
bestsellers de mierda
no ha sido invertir mal
las noches el tiempo
ha sido perderlas perderlo
nos encantaría llegar al centro
de gravedad de todas vosotras
a conciencia sabemos sus coordenadas
-Las leímos en libros siendo adolescentes
o bombas de impredecibles detonaciones-
pero pocos
muy pocos
saben lo suficiente de geografía de la mujer
y los que saben algo no escriben libros
para saciar altruistamente
la curiosidad de quinceañeros
pocos/muy pocos/pero
yo cartógrafo de hasta sus botones
yo soy uno de esos
y solo sé llegar a un centro de gravedad

el suyo

no importa si mañana no sé llegar
si se me olvida el camino
porque yo/ estuve allí / dejé mi huella
por muchos otros que lleguen

que no se va a borrar

Hay plantas que de puro miedo crecen.
Deben ser regadas con miedo.
Y sin miedo se marchitan.
No es que se mueran
sin temor a su destino.
Es que necesitan el temor a su destino,
el temor a su propia muerte para brotar
y crecer y ser construídas.
Hay plantas que en estados carenciales
de miedo no pueden evitar secarse.

Imagen: Planta inferior de Ville Saboye, Lecorbusier.

Adverbio de probabilidad femenino singular

-¿Sabes de estas veces que te pones a escribir sabiendo de antemano que lo que va a salir no va a valer la pena colgarlo?
-No
-¡Pues esta va a ser una de esas veces!

Pero luego da lugar a ralladas mentales y analisis criticofilosoficosseptimopuntodeltractusfilosuficdewittgenstein que molan. Por ejemplo: Si ya sabes que no va a valer la pena ¿porqué sigues escribiendo?¿Por qué tratas de darle algo de sentido o Gracia (como mi vecina de abajo) respondiendo consecutivamente a una negación de caracter tajante que corta por completo la función interrogativa yuxtaposicionadamente indirecta de un acto dialogal cuasimonologal?

-Quizá mejor que decir gilipolleces sería tirar de libreta y ver en que demonios has invertido el tiempo entre poema y poema de Juan Gelman.
-Si...quizá
-Quizá nos permitamos demasiadas licencias poéticas.
-Nunca hemos hecho poesía, nunca la has hecho.
-Quizá.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Yo vivo aqui.
Bueno, a escasos tres minutos de distancia en un piso muy cuco.
Esto es Perugia.
Y tengo mucha,
pero que mucha,
nostalgia.
Y tengo muchas,
pero que muchas,
ganas de volver.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Sara Montiel cambió las violetas por exclusivas

Definitivamente volver a España es lo peor que he podido hacer

Violo.
Violo las normas y fumo en el piso de arriba.
Rompo.
Rompo las promesas y dejo de sonreir
-me reincorporo, abro el ordenador y escribo-
Violo.
Violo vírgenes en sueños y ellas se dejan
Rompo.
Rompo a llorar, le echo vidrio machacado a esta herida.
Dejo de dormir, dejo de comer
y la gente lo nota
"Julito, come algo, estás delgadísimo"
"¿No te dan de comer en Italia?"
Y lo peor es que nadie me pregunta
"¿cómo estás? ¿como lo llevas?"
Quizá porque parezca que soy fuerte.
Quizá porque la gente ha asumido que lo soy.
Se le ha olvidado que soy todo apariencia,
que soy un farsante,
que debajo de este abrigo elegante,
de este sombrero que guarda una cabeza vacía,
no hay más que un medio cuerpo
al que no le ha brotado la otra mitad.
Enteraos.
Sin que lo veais se me escapa el aliento
y pensais que es vaho de invierno
lo que sale por mi boca.
No la veis, pero yo la noto en los caramelos de violetas.
Se ha muerto el último testigo con vida,
la de la guadaña fue anoche a por el perro del pastor.
Y las ovejas...¡Qué estúpidas!

Recordad, el que ha vuelto no soy yo.
Es otro. Con el mismo abrigo,
el mismo sobrero, la misma bufanda roja.
Empezamos a construir una ciudad,
ella y yo,
y ahora soy su único habitante.
Si, no lo niego, quizá sería mejor
ser nómada y mudarme a una nueva.
Construir una ciudad en latitudes más calidas...
pero joder, ¡estaba tan calentito!
En lo que encuentro un emplazamiento nuevo
y una arquitecta recién licenciada
me vais a permitir que me masturbe
y me deje la piel en ello.
Lo poco que me queda de piel
que no invertí en amarla.
Un último intento.

Si, esto es vidrio molido.
Esto es agua pasada
que no mueve molino.
Si, esto es vidrio molido
en una herida que España abre como una cuña.

Perdón, disculpadme.
Soy un fundamentalista sentimental
y cognocitivista-emotivista
en lo que a mi concepción del Derecho se refiere.
Que quereis que le haga.

La gimnasta Cheng Fei se cayó de la fija

Es triste.
Pero todavía hay adolescentes que no han ido a comprar un sello.
Que no han humedecido el borde de una carta
con miedo a que algo se les haya olvidado.
Ya no hay jóvemes esperando al cartero,
desconfiando de dejar su misiva a su suerte
en los buzones amarillos.
Pero al menos quedan adolescentes.
Aunque no estén espiando las lecciones de ballet.

Diferentes formas de decir las cosas

Sinquenosdemos cuenta, me he percatado (que es otro tipo de forma de darse cuenta) de que te quiero tanto, que eres la ultima persona que me follaría en el mundo.
Fíjate si te quiero.

=)

Veo un concierto de Adanowsky en "Los conciertos de Radio 3". Yo me quería ir a dormir pronto

martes, 16 de diciembre de 2008

La carta roja no es de Nestlé.
Debe ser de las pocas cosas rojas
que no priman en navidad.
La carta roja se la envió Juan XXIII
al P.Tinto Original.
Rescindió el contrato.
El Papa rescindió el contrato.
La Iglesia ya no repartía ostias,
ya no tenía que dar de comer
los domingos aquella miseria blanca.
Se había agotado la fe,
los feligreses se habían cansado de esperar.
Y pagaron justos por pecadores.
La Iglesia seguía con su negocio
pero el pobre P.Tinto se quedó sin fábrica de obleas.

Probando el color del título en la nueva skin, probando probando

Esta es una de esas entradas-comentariosinsentido que tanto me gusta hacer en el salón de mis vecinas y que, por regla general, termina en un debate en el que solo tomamos parte Sara, Gracia, (de vez en cuando Lara) y yo. Siempre, y digo siempre, este tipo de dilucidaciones (si es que existiera esa palabra) terminan derivando en conversaciones sobre sexo, alcohol o literatura entre Sara y servidor.

-¿Quién es una ex-exnovia?
¿La chica con la que vuelves a empezar una relación o la exnovia anterior a la actual?


(15 minutos después)
-¡Pero no jodas Julio, es un curso de especialística. Lo de que el verde en Lorca representa la muerte lo di en el instituto!
-¡Por eso mismo no te lo dicen! ¡porque ellos ya lo saben!
(16 minutos después)
-Pues que quieres que te diga, yo prefiero comer coños
(16 minutos y 0,5 segundos después)
-¿Me cambias un piti de liar por uno de los tuyos?
-Prefiero comer coños.
(una calada de un cigarro después)
-Ya lo creo que lo prefiero.
(20 minutos después)
-¿Julio? Mírame.
-Me da igual, ya no me gusta el Negrita.


(y bla bla bla)

lunes, 15 de diciembre de 2008

Le informamos que acaba usted de adquirir los siguientes billetes:

Empresa:
ARATESA
CIF:
A80239528
Origen:
MADRID EST.SUR
Destino:
BARCELONA(NORD)
Tipo Billete:
Ida

Importe billete: 26,34€
Coste Gestión: 1,00€
Coste Seguro: -
Importe total: 27,34€
Fecha Salida: 10/08/2007
Tipo Autobús: Normal
Hora
06:50
Bus
1
Plaza
29
Billete
570-1-999-902889
Localizador Transacción:
1k3k5v
Nombre del Viajero
4730x232F MARQUÉS BARRIOS
Dni del Viajero
4730x232-F
Fecha de Compra
07/08/2007
Línea
MADRID-BARCELONA (PARADAS)
ALSA INFORMA: Los billetes adquiridos por Internet son nominativos, debiendo el portador justificar mediante DNI o Pasaporte, la titularidad de los mismos, tanto si accede directamente al autobús, como si solicita la impresión física del billete en el punto de venta. Alsa se reserva el derecho a admitir la validez del billete, en tanto no quede acreditada la titularidad del mismo. Y miente quien diga lo contrario.-El viajero conoce y acepta las condiciones de compra recogidas en la página web-.

domingo, 14 de diciembre de 2008

He caído en el alcoholismo
porque llevaba desatadas las zapatillas.
Porque llevaba zapatillas.
-Debería ir andando y no volando sobre suelas de goma-
¿qué he dicho?
Disculpen, delirium tremens...

sábado, 13 de diciembre de 2008

No quiero aprender. No quiero que me entre en la cabeza que Billie Holliday, en estos momentos de mi vida, no es la mejor música que escuchar mientras en la calle llueve.

Si dejas las cosas a medio hacer,
o empiezas cosas que no acaban,
es probable que os volvais a encontrar.
Y al mismo tiempo que te acaricia la cara,
reconocerá, en un exceso de sinceridad,
que se alegra de que la vida te devuelva el golpe
que tú un día le diste.
Será entonces cuando te des cuenta de que
sois diferentes. Completamente, hasta
en la forma de amar a las personas.
Ella te deseó que pasaras por lo mismo,
pero tú, a la que te dio el golpe, no.
Y de que tú no sufriste lo mismo,
de eso te percatas después.
Pero no puedes decirlo.
Por eso lo escribes.
Y si,
y puede que sea hasta verdad
y que tengais razón.
Y es que ultimamente
es lo que más utilizo y cualquier excusa es buena.
Y le pongo "Y" a todo, y a todo me parece bien.
Y se lo pongo al principio del los versos
Y a los putos vocativos
y a ligeros adjetivos.
Y me quedo tan ancho.
Y sigo, y sigo pensando que esto no vale.
¿Y qué? ¿y si me da igual?
pPrRiImMeArVaEvReAz

viernes, 12 de diciembre de 2008

Estás pelando los días
en tus cuadernos.
En el metro, en casa,
en clase.
Nadie se para a mirar.
Los días quedan desnudos
y no los haces caso.
Ya las semanas no saben
ni donde terminan
ni donde empiezan
difuminadas entre tinta
y papel.
Entre tinta, papel, y el rastro
que quieres que dejen.
Un rastro que escuece seguir.
Y no lo sigo.
Me he vuelto a perder.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Lo sabes.
Envidio como le quitas hierro a tus piernas
a golpe de punto y coma.
Te envidio.
Lo sabes.
Cuando cierras los ojos fuerte
y cuando los abres y los tienes más azules todavía.
No sé cómo lo haces, pero te envidio.
Conoces mi debilidad.
La conoces.
Y pícara la explotas
hasta que me revientan los labios
en espirales, tristes espirales,
de nueces y cachitos de desesperación.
Luego,
tras la explosión,
dices siempre
que mis ojos no son tan verdes como creo.
Te envidio.
Sabes, lo sabes.
;

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Se ha ido la gallega de importación.
Creo que el més que viene sabré por fin
que cojones es eso de la morriña.

De ella y de todo esto.
Morriña.
Con una tonalidad y unos fonemas así
no puede ser malo carallo.
Mierda.
Carallo.
http://derisasybesos.blogspot.com/2008/12/sucedi-en-mi-cocina-8.html

martes, 9 de diciembre de 2008

Llaman a la puerta. Como si lo intuyera me pongo unos vaqueros y voy a abrir.

Abro. Hay una chica rubia.
Creo que es la vecina.
-yes?
-I´m terribly sorry if I´ve just woken you up.
-No, no it´s okay I´m just watching Lost.
-Well we are making a Christmas pudding and we've just realize we have no sugar...
Interrumpo
-Are you kidding me?
Se ríe, se tapa la boca.
-Girl you can´t be serious. It´s one o'clock in the morning, you've rang my bell and asked for some sugar. I hope you will let me taste it tomorrow or at least let me lend you my help.
-Well, now I´m here...Would you like to join us?
-You Yankees are out of your mind. Hold on I get dressed.
-Fine
Voy a vestirme, me visto. Paso a la cocina y la veo que sigue esperando en la puerta.
-Need something else? Some butter, salt, vodka...
Vuelve a reir del mismo modo. Se tapa la boca, agacha la cabeza mira para otro lado.
-Hell no, well some vodka would be okay.
-Are you gonna cook a christmas pudding with vodka?
-What? It´s just for having something to drink while de pud is in the oven.
-Great Idea, do you have some weed?
-How did you notice it?
-Damn it, we are gonna have a nice night!
Entro a su piso, sus compañeras de piso están en la cocina.
-Lost is cool, by the way.
Sonrío.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Ella me hace el amor
igual que quien desenvuelve un regalo
con miedo a romper el papel
pensando en que le gusta,
que lo puede utilizar para hacerle el marco a uno foto
o envolver un regalo a otra persona.
Me hace como yo quiero
y no abro la boca
y nada tengo que decir.
Y cuando lo hace, lo hago con quien más quiero.
Masturbarse.
Es hacerle el amor a quien uno más quiere.
Si mismo.
Yo ahora mismo acabo de hacer el amor. Cogí una bolsa de pan viejo y me puse a rallar pan.
Poeta no es quien escribe versitos,
es quien vive la vida con poesía.
Jorge Maldonado


La primera vez que nací
los cohcecitos de bebés
no tenían calefacción.
La segunda, seguían sin tenerla
pero les habían puesto frenos de disco.
Mi directora de teatro
-porque yo he sido tan importante
que he tenido directora de teatro-
afirmaba que llegaría el día
en que le cambairan el nombre a las rías
para que fueran más comerciales.
Ese día llegó la primera vez que morí.
Ahora cada día me gustan más los jueves,
cada lunes odio más los domingos
y cada invierno echo menos de menos
el siglo XX.
Ayer descubrí por qué Zaragoza no sale en los mapas de Europa.
Tiene un nombre demasiado largo
y además
poco comercial.

jueves, 4 de diciembre de 2008

En todo este tiempo que llevo en blogger,
aun no había dado las gracias a todos los que entran.
Gracias a los que llegan de Vigo, de Santander.
Gracias al visitante de Sevilla que no falla nunca,
y a la de Zamora que nunca llega tarde.
A los que se escapan de Clase para meterse
desde las universidades de Poitiers, Carlos III de Getafe,
Miguel Hernandez de Alicante, de Sevilla.
A los que llegan del otro lado del Atlántico.
Gracias a los visitantes de Madrid
-todos venís de atocha-.
La verdad es que tampoco tengo por qué daros las gracias.
Pero como me sobran y soy agradecido...
mis mejores deseos de que os den por culo.
Gracias.


Es sólo literatura, gracias de verdad a todos.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Le dispararon en el pecho y el disco duro que llevaba en el bolsillo detuvo la bala. El que disparó se dio a la fuga mientras él se sacaba despacio los trocitos del bolsillo interior de la chaqueta. Despacio, llorando.
Se arrodilló y entre sollozos gritó a los viandantes que se acercaban a interesarse por su estado:

-¿Por qué?-gritaba- ¿Por qué, Dios mío? ¿Por qué a mi? -se repetía-. ¡Tardé dos semanas! ¡Estuve dos semanas buscando la discografía de Los Toreros Muertos!

E inútilmente trataba de recomponer sobre el asfalto helado la forma de su disco duro.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Lejos es muy lejos para mi

No sé como me las apaño
pero por más que me esfuerzo
en tratar de evitarlo,
siempre estoy lejos de algún sitio.
Sin embargo, pocas,
muy pocas,
veces me he sentido cerca de algo.
La ausencia, mi ausencia
me duele en los sitios
y me duele, más que gustar,
mi presencia en otros.
Mi presencia no repara.
Tu ausencia se ha roto.
Y es irreparable.

martes, 25 de noviembre de 2008

el que inventara el transportador de ángulos fue capaz de desarrollar una máquina terriblemente sencilla que servía y sirve para dibujar algo tan jodidamente complicado como un ángulo. Sin embargo, no fue capaz de inventar un coche, que sigue siendo una máquina complicadísima, para transportar personas, que son las máquinas más sencillas del mundo

domingo, 23 de noviembre de 2008

Como Sara titularía: Enésimo protpoema de automartirio y autoconciencia de que no estoy a tu altura en ningún aspecto.

Tu me inventaste.
Me pusiste un nombre romano como el tuyo,
me diste una historia, un puñado de grupos
que a ti también te gustaban.
Me metiste en una esquina de Madrid
para que fuera tu favorita,
en tu habitación,
en un rincón de la antigua Unión Soviética.
Me esculpiste, me besaste un 21 de mayo
en un 2 de mayo.
Me imaginaste en tu ciudad.
Me dibujaste después de abrir la puerta.
No puedo seguir .
La reproducción aleatoria es tan maravillosa que, aun a riesgo de perder el hecho de hacer honor a su nombre, me permite decirle que canciones o grupos no pueden sonar.
Se quedan a fuera muchos (Vetusta, LOL, Tulsa, Iván Ferreiro, Luis Ramiro, Marwan...) pero todavía, aun así, saca cosas buenas.

jueves, 20 de noviembre de 2008

He logrado soñar en italiano
afuera los perros ladrán.
Entro y exploto.
Quiero que todo explote.
En dos milésimas de microsegundos
sopeso si me sale rentable
tirar la tele por la ventana y ver si hace como una sandía
-pero 250 euros de fianza son demasiados-.
He logrado soñar en italiano
He logrado beber tu copa de ron negrita
entre otras piernas.
Y no me sabía a nada.

Al buzón solo llegan malas noticias.
Banco, formularios, propaganda.
Burocracia.

Creo que ahora empieza lo más duro,
lo anterior ha sido al dente.
Pero con tomate y lambrusco todo entra bien.
Y con tiramisú,
profiteroles,
tartas de galletas y chocolate fundente,
chocolate,
tabaco.
Todo pasa.
Pero queremos que pase lo mejor posible.

Tu qui mi hai presso il cuore -alguien canta-
Perugia y mi vida aqui son preciosas
pero no te llegan a la altura ni del primer
botón.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Esta mañana he matado a un hombre. No lo conocía y él a mi tampoco. No sé como se llamaba, no sé nada de su historia. Era un completo desconocido. Ni él ni yo sabemos por qué lo he hecho. Simplemente lo he matado. Se ha cruzado conmigo en una escalera cerca del centro y le he quitado la vida. Da igual como, da igual con qué. Es mucho más importante el hecho de haberle matado.
No me había hecho nada.
Después de hacerlo me he sentido bien. Me he sentido un ser humano más allá de lo que puede sentir quien está libre de pecado. Matar me ha hecho empezar a vivir. Llevo 13 horas viviendo. A cada acto, a cada paso, cada vez que respiro siento que soy humana, que estoy viva como sólo los asesinos pueden estarlo. Volvería hacerlo solo por experimentar de nuevo esa sensación, sacar de mi lo más animal, demostrarme a mi misma que soy un animal. Todo el mundo debería hacerlo, todo el mundo debería asesinar al menos una vez en la vida al primero que se encuentra y no quedarse en el tópico de “soy un animal racional”. Si eres capaz de encontrarle una razón lógica verdadera a la muerte, hazlo. Yo no he encontrado la verdad en la afirmación anterior hasta que no he matado. Maten, pero no al que más se odia, al que más se quiere o al que le ha pisado sin querer en el metro. Sino a aquel que desprende inocencia como un cordero. Aquel que se parezca al hijo de Abraham. Después de hacerlo se sentirán como yo, verán la vida desde otra perspectiva, con unos nuevos ojos. Da igual como lo maten, el caso es quitarle.
Quizá la ley me atrape, pues dicen que de ella no escapa nadie, quizá la diké se lo diga a los dioses, y me dará igual. Pues él estará muerto y yo habré alcanzado otra escala de vida. Estoy por encima de todos ustedes, sépanlo. ¿Quién me dice que en el futuro está declaración no será estudiada en las facultades de Psicología, de Derecho, de Filosofía? Ya me da igual que lo sea, estoy viviendo por encima de todo eso, esté donde esté, esté como esté.
En la primera edición del periódico ha salido la noticia “Otra muerte violenta más en nuestra ciudad”. Otra, no importa cuantas vayan, el caso es que es otra más. Esta, la mía, ya no tiene número, o no quieren que tenga número. Dará igual si ustedes matan también y ejercen su derecho a hacerlo, será otra más. Sin embargo le han puesto nombres y apellidos al muerto, como harán a la suya sin duda si lo hacen; a los lectores del diario no les debería importar el nombre. Les debería importar el orden que lleva en la cadena de asesinatos. Tampoco debería importarles el motivo, “La policía sospecha que se debió a un ajuste de cuentas”, si, puede ser, debía ajustarme las cuentas yo conmigo misma, saber qué estoy haciendo aquí. Yo que siempre creía ser la mujer de la que hablaba Virginia Wolf de repente me he convertido en el asesino sobre el que escribió Albert Camus en “El Extranjero”. Con ciertas diferencias, de acuerdo, el de Camus tenía una razón para matar aunque fuera lejana; pero díganme si Camus sentía vivo a su personaje estando como estaba. No lo hizo. Pero yo se lo cuento a ustedes. Maten, vivirán.
-No me digas que ya lo sabías.
-Ya lo sabía.
Combatiendo el insomnio de Sara

martes, 18 de noviembre de 2008

Mi madre no podría vivir conmigo en este piso.
Siempre dejo todos los cajones y los armarios abiertos.


En Perugia hay escaleras para todo,
las hay que incluso bajan mientras las subes
y las subes mientras bajas.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Yo tenía un libro.
O a caso lo tuve.
Lo abría sobretodo por las noches.
Algunas veces tenía versos
que brillaban y me hacían prescindir
de lámparas.
Me tiritaba la lengua al leerlos,
dos o tres veces su belleza estuvo a dos encabalgamientos
de hacerme llorar.
Aquellas noches solo se oían
dos respiraciones que muchas veces
-por magia que no alcanzo a entender-
se acompasaban como matemáticas.
Era un libro especial.
Tan especial que a veces me encontraba
páginas en blanco
y me tocaba escribir.
Escribía cuentos con finales felices
-Niño encuentra a Madre en supermercado,
chica encuentra chico en supermercado,
chico encuentra condones en supermercado,
fruta gratis, manta gratis, sonrisas gratis-
Al terminar de escribir me encontraba empapado en sudor,
recuperando el aliento en una botella azul de agua
después de haber perdido los dedos en una melena.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Radio reloj. 7 de la mañana.

Desconoce el ser humano si Perugia duerme,
como los bebés, las palomas u otras ciudades.
Los peruginos que pueden, alejan cinco minutos
el levantarse para echar un polvo con legañas
a sus respectivos o respectivas.
Los que no, se masturban pensando en su ciudad.
Yo hace diez minutos le he escupido desde un mirador.
-ella me había escupido antes-

viernes, 14 de noviembre de 2008

Tu.
Hoy eres mi unica palabra
mañana también lo serás
y puede que pasado también
y al día siguiente
Y al otro, y al otro.
Y al otro ya no podré aguantarlo
tendré que llamarla, me dará un tiro en el oido
-quizá con fortuna traspase el tímpano-
cuando me diga que está bien.
Tu.
Que ayer no sabía tu nombre
y le pongo tu cara y tus apellidos
a fotos en las que puede que no salgas.
Y ahora tengo un rostro en mente,
tengo algo que no me puede ver el médico en la boca del estómago,
música reggae, unas doc Martens,
cada vez menos ganas de saber de ella
-por un tiempo, cuatro cinco siglos pequeñitos-
y cada vez más ganas de mirarte cara a cara
para buscarnos las 7 diferencias.
Me siento como el niño de primaria
que en el recreo
un niño más mayor
le quita la pelota que le trajeron los reyes
-o los dioses, o el destino, o un grupo de música-
Y se lo dice a su madre, se lo dice a sus amigos,
se lo dice a la profe, se lo dice hasta al panadero,
al conductor de autobus, a una azafata de ryanair
y nadie
nadie
nadie
nadie
puede hacer absolutamente nada.



Me revienta qeu este jodido blogger no me deje encuadrarlo como yo quiero!
Ahora solo quiero que me de igual todo.
Quien eres, donde vives, cual es tu color favorito.
Quiero que me de igual.
Quiero que me importe un carajo
de dónde vienes, que estudias,
a qué hora sales del trabajo.
Ahora solo quiero que me de igual
con quien compartas piso,
a cuánto este la hora en el parkímetro,
a cuánto esté el parque más cercano
y cuánto cuestan los helados en su quiosco.
Me gustaría que no me importara
que tuvieras gato en casa,
que detestaras el ballet y el jazz.
Me gustaría también que me diera lo mismo
que no leyeras, que no escucharas radio 3 (tres).
Quiero que me de igual que lleves bolsos
que cuesten mi sueldo de dos meses,
tu opinión sobre la política antiterrorista,
que no sepas nada de la vida,
que seas una inmadura.
Quisiera que me diera igual todo.
Pero nada ahora me puede dar igual.
Me da igual todo
porque
estoy
roto.
Me
he
ro
to
en cachitos.
Tan pequeños que se han vuelto despreciables.
Tan despreciables que dan igual.
Tan igual
que ya
da
lo mismo

jueves, 13 de noviembre de 2008

Llueve. Y la lluvia se parte los dientes contra los escalones, se estampa contra los cristales -inspira a Cortázar-, se la bebe la arena del parque y no deja a los niños jugar a la comba. Y no llueve suerte y Galeano sigue llevando razón todavía. Ni en lloviznita llueve la suerte.
Y el día me obliga a abrir un paraguas, y lo abro. Y es un incordio porque tengo que cerrarlo para entrar en los sitios, y todo lo mojo. Y es que los paraguas no sirven para que no nos mojemos. Sirven para empapar de lluvia el suelo de los bares, las universidades, los edificios del estado. Y en muestra de su agradecimiento, los suelos empiezan a resbalar -una señora se cae, se enfada con el dueño, el ujier, el empleado; se le ha caído también el paraguas y éste descarga más agua a una baldosa marrón, junto al hueso de una aceituna, sus cuadernos, sus formularios cuidadosamente rellenados a mano en mayúscula imitación Arial-.
Y mientras la lluvia se parte los dientes contra la calle, por su culpa, alguien se parte los suyos contra algún suelo mojado en algún bar, alguna universidad, edificio del Estado.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Primera persona del Singular del Pasado Imperfecto del Verbo Elegir: Elegía

Por fin.
Despues de
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado
sábado
4 días
con las ganas,
he vomitado.
Flujos.
Exceso de bilis negra
hipocrática y campestre.
Exceso de Melankjolé,
extracto de hulla,
diclorhidrato de besos,
patriciamina y
Codeanamol.
-Amén de Kilómetros-
Vómitos producidos igualmente
por carencia de
presencia en el lugar indicado
y teletransportadores de materia.
Aceleraron la incubación la
ausencia de afeitado
y un nuevo inquilino.
Espasmos predecesores
al vómito en frecuencias
de versos alejandrinos
sin ritmo y blancos.
Elegías contraproducentes
ni curaron ni empeoraron.
Solo el vómito me ha aliviado.
Vómito.
Fluido.
Todo fluye.
Pasa.
El tiempo es la primera dimensión.
Tú eres todas las demás.

domingo, 9 de noviembre de 2008

He cogido un tren
para llegar
más lejos
de lo que me había dejado el avión.
Quizá tu hayas hecho lo mismo.
En dirección contraria.
Quizá te hayas quedado donde estabas
y haya sido el mundo el que se ha movido
en torno a ti,
a tus pies,
a esos pies
que ahora
me gustaría beberme.
Tu no te mueves
definitivamente.
Es el mundo, al menos el mío,
el que se mueve por debajo de donde termina tu alma.
Tu alma.
La mía.
Tu alma.
Se-pa-ra-das después de
que no se haya podido distinguir
en todo el verano donde empezaba la tuya
y donde acababa la mía.
Tu alma, el alma mía.
La vendería si alguien me la comprara.
Compraría la tuya si me la vendieras
como la señora que todos los eneros
está en primera fila en las rebajas
de el corte inglés, corre, saluda a cámara,
y se va sin comprar nada.
Yo soy-sería ese. Pero algo más delgado,
sin gafas y saliendo de la tienda con 14
bolsas enormes y lacitos de plástico dorado.
14, porque tu alma es muy grande
"El alma tenías tan...
que yo nunca pude entrar en tu alma"*
Compraría también los zapatos
con los cordones más dificiles de desatar
para alargar el martirio de la dulce tortura
antes de bebérmelos....despacio
muy despacio.
despacísimo
Con tanta paz
como paz me llevaste o me trajiste.
Y a tu alma la acomodaría con la mía
en una ciudad imaginaria del norte.
Y a ti te acomodaría en mi pecho,
debajo de mi sombrero
(tú)
encima de mi salón
entre mi barbilla y mis manos.
-Mi tarjeta de crédito ha caducado,
los banqueros están en huelga-.
No tengo dinero
y me niego a pedírtelo de rodillas
-menos aun de puntillas-.
Si quieres te regalo una costilla
y te inventas al hombre perfecto
y caeis en el pecado original.
Y podrás estar tranquila, pues yo
no juzagaré tu alma. Y ni mil órdenes
de extradición dejarán que se la
de a Dios y él la juzgue.
No es buen juez.
Hizo mover el mundo bajo tus pies,
pero no movió el tuyo bajo los míos
y míranos ahora.
Tú en una punta,
yo en otra.
Tú alma en unas manos que no son las mías.
Y las mías buscando tu alma a ciegas.

Te cambio mi alma por tus zapatos.

*Pedro Salinas

viernes, 7 de noviembre de 2008

tercera persona singular pretérito indefinido verbo elegir: Elegía

Dalí nos hizo un guión.
"Una chica deja a un chico
con bufanda roja y botas
en medio del campo
rodeados por un rebaño".
Lo hiciste bien
Lo hice bien.
Quizá nos metimos demasiado
en los papeles de nuestros personajes
Yo sobretodo
que me brotaron las lágrimas
y eran muy de verdad
y después me fui lejos
-quizá para aparentar que no
te quería ver más,
o para impresionar a la crítica-
creyendo que eran exigencias
del guión de Salvador.
Pero eran exigencias de la necesidad,
el rodaje se había acabado
y nos había dado igual.
Era el final.
No era un punto, ni una simbiosis
entre un punto y un-a-parte.
.
fin
.
Y a los puntos no les habían
enseñado a distinguir la vida
de la ficción cinematográfica.

Ya se habrán secado las cagadas
que dejaron las ovejas en su partida
y que pisábamos de vuelta a
nosabíamosdonde.
Pero seguro que mis sábanas
-rodeadas de cielos y naranjas-
no se han enfriado y aunque
habrán perdido la fragancia con
la que las empapamos la última
noche, idiotas de ellas,
aun te esperan.
Tus sábanas las habrá calentado ya
o las calienta o las calentará
otra piel. Quizá algo más blanca,
sin duda más suave que la mía,
pero no más trémula, que la mía.
No se le erizará el vello de la nuca,
la búsqueda sus cosquillas será
demasiado fácil o demasiado infructuosa
y sin duda menos divertida.
-Hablo sin saber, pero tengo que hablar-
Te escribirá cosas, quizá te componga canciones,
pero no te recitará descalzo
en el bar de un pueblo sin semáforos.
Te hará el amor y no se le olvidará
quitarse los calcetines.
Las prisas no le harán liberar su pie
de uno solo de sus abrigos de algodón.
No, no creo. O no quiero creer,
ciertamente no sé diferenciarlo.
¿Quien va a tener miedo a pedirte
permiso para darte un masaje?
Yo. Pero miedo ahora para todo.
Para llamarte, preguntarte como estás,
discutir sobre sabores de helados
y sus diversas combinaciones.
Para ir a un bar y pedir un café
con leche condensada no vaya
a ser que alguien me diga
que se llama café bombón.
El que te haga fotos por detrás
mientras le vas a buscar no se
va a llamar como yo. Ni va ir
allí donde huele a reencuentros
y a cera De fechas sagradas.
Si te besa en casa de tus padres,
no lo hará a la altura de los ojos
de murallas antiquísimas.
Dalí podría haber metido
algo de mar en esta película.
Es lo que nos ha faltado.
Pero quizá de haberlo metido,
te habrías negado a escenificar
la última escena.
Yo acepté hacer la escena.
Pero porque no me quedaba otra.
He llamado a Dalí.
No me ha cogido el teléfono.
Lo mismo se ha muerto del disgusto.
Iba a haberle pedido
una segunda parte.
Una en la que nos encontráramos
en un naufragio, en un bosque,
plagado de jirafas que se tumban
para dormir y estudiar estadística.
Si no lo puede escribir él
podemos escribirlo los dos.
Yo solo no puedo, necesito tu ayuda.
Hasta entones, hasta que vuelvas,
te estaré esperando.
Voy a ver si elijo la sonrisa que
me pondré, el beso que te daré,
como te haré el amor y si llevaré
botas o bufanda roja.
Ahora pienso en hacer cosas nuevas
por no pensar en ello.
Pienso en aprender a cebar mate,
a beber mate, a ser adicto al mate.
Pienso en parecerme un poco más
a Cortázar o a sus personajes.
Esos personajes que desgajas de a poco,
como una mandarina, como si tuvieras
miedo de romperle las manos al libro.
Pienso. Me falta hacer.
Acción, Reacción, Repercusión.
Pienso. "Nunca terminarás esa mandarina".
Y al mismo tiempo me apetece
desde lejos ayudarte a que te la comas.
Comerme dos capítulos. Alguna larguísima
reflexion de Oliveira. Evitarte la muerte
de Rocamadour y que conozcas a Ovejero.
Me apetece escribir una égloga.
Cuatro o cinco mejor dicho.
Pero no me sale; ni si quiera
me sale el intentarlo.
Cuando mi trastornado reloj biológico
me dice que ya está bien
abro los ojos.
Mis neuronas emanan el primer pensamiento
no onírico:
"ella no está"
La conciencia emite el primer juicio de valor
y no hay fiscal que recurra:
"que duro".
Me hace la cafetera el primer café.
Retraso el masturbarme.
Trato de escribir un poema
y es inevitable.
Habla de ella.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Día ajetreado para la Nueva Lecorbusierana...

No tengo donde esconderme

***

Ahora todo lo que escribo termina en -abas, -aba, -ábamos, creo que lo llaman pasado. Pero no me acuerdo bien del apellido.

***

Nos encantaban las cosas imaginaria, invisibles. Todas las que empezaran por i.

***

Por muy mal que esté, no se me ocurre hacerme emo.
Prefiero seguir siendo un
proto
pseudo moderno
Quasi
Ahora que me he comprado unas doc Martens.

***

Intento por todos los medios no relajar mis...mis...¡mierda!. Los músculos de la cara que me hacen sonreir

***

Solo veo espirales, siempre tristes esoirales. Cosas que empiezan por z.

***

Mamá y sus recomendaciones de última hora:
"Ánimo cariño, ahora tírate a todo lo que tenga falda, pero levántala primero no vaya a ser que te lleves una sorpresa"
Gracias mamá, creo que sé distinguirlos antes de tener que recurrir a levantar faldas

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Qué segura debes de estar

Cuando he llegado
no la veía
Había una nota
de su invisibilidad
no la he abierto
la he guardado
ya la leeré.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Sé lo que vas a decir cuando las veas.

-¡Dios Julio!, ¡Joder!, pero, osea...¡cómo pueden estar tan jodidamente guapas!

Y me las pedirás.
Y te las cambiaré por versos.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Estaban desnudos.
Tumbados y escondidos entre las margaritas del campo
de la primavera que viene
del abril hipoalergénico que se prometieron
pasar pisando fuerte.
Sácame, extiendeme entre tus manos.
Mira, salgo sin mácula, como te prometí.
Sonriendo.
Coge unas pinzas.
Tiendeme de cara a chernobil.
Nuestro Chernobil.
Más vuestro que mío.
Que me seque el sol de Madrid,
verás que sigo oliendo a yo
y que he madurado en barrica italiana.
Pónteme.
Cuando vuelva quiero oler a ti,
Cuando te vayas quiero oler a ti.

viernes, 24 de octubre de 2008

¡Cuidado!

hay escalones
que son más altos que otros.
Que alivio
Bajar escaleras
Benditos arquitectos
Aquellos que las inventaron
-vaya, que escalón más grande-
Un error de un arquitecto imperfecto.
El que la subió con dos tubos plomo ahora
coge y se sienta a fumarse un cigarro y descansar.
Y escribe

jueves, 23 de octubre de 2008

Para cuando me suicido,
para escuchar hombre al agua
desde los rascacielos
y los andamios,
siempre llevo encima un parasuicidios.
Siempre se me olvida olvidármelo.
El día que se me olvide
no tengo ni idea de lo que será de mi.
Tal vez muera, tal vez resucite,
tal vez nazca de nuevo con unos ojos más grandes
y una estatura inferior.
Me pase lo que me pase,
espero no estar alli para verlo
Dicen que el agua de aqui lleva plomo. Pero me da igual, hay otras cosas que me van a llevar a la tumba antes que un poco de plomo. ¡Nunca ha matado a nadie!. Lo mismo este poema no quiero como quiero.

Bebo plomo.
Plomo Fundido.
Errores de arquitectos
que no sabían que las tuberías
se podían hacer de muchas cosas
y tuvieron que hacerlas de plomo fundido
con el consiguiente dolor de espalda de subirlas
por las escaleras sin barandilla que dan al tercer piso.
Donde vivo.

martes, 21 de octubre de 2008

¿de qué marca es
la marca de tu bañador?
Hay una botella con agua hasta la mitad.
Pero no hay nadie para decir
si está medio llena o medio vacía.
Y a nosotros nos importa poco.
Nos beberemos la mitad de lo que haya.
La batería del portátil tiene para
que escuchemos nuestros tres discos favoritos.
Seguidos.
Y nosotros tenemos todas las noches del mundo.
Llenas hasta el borde,
rebosando.
Y las llevas tu sin cuidado en la
punta de la nariz.
Y nos da igual que se caiga,
nos da igual mojar a la gente
y que se mojen y que ellos también
tengan nuestra misma sonrisa.
Nos da igual porque nos sobra.
Y si tenemos que medio llenar
las botellas medio vacías
de todo Madrid,
no nos costará ningún esfuerzo.

domingo, 19 de octubre de 2008

Yo rajaba su piel
en las noches de agosto
a la altura de los ojos de murallas antiquísimas.
Y sonaba a tambor
y mis sospechas se disipaban
y se cumplían,
aquella ciudad olía
a cirio, a Semana Santa
y a reencuentro.
Me gustaba.
Hacíamos duos de percusión.
Arañaba su cuello
y sonaban violines y arpas.
Tocaba sus pechos y la ciudad
aguantaba la respiración
mientras el verano la ahogaba.
Al terminar, recuperábamos el aire;
alguien nos lo devolvía.
Dormíamos compartiendo
colchón, sábanas y una botella azul de agua
Tienes dos entradas que empiezan por Dublín
Todas mis entradas hablan de ti.

viernes, 17 de octubre de 2008

Si, lo sabes.
Naciste en la nuez que habita el vacuo silencio de mi cabeza.
Y cuando te vi de nuevo
tu luz entró
en ese huequecito,
y el craneo me reventó.
Y en esa explosión de júbilo
te abracé
y besé.
¿recuerdas?
Escribía todos los días.
Me sangraban cursiladas.
¿y ahora?
Comemos de nuestro propio fruto.
Y nos gustamos tanto que no nos gastamos.
Cuando te vuelva a ver,
me van reventar las cuencas de los ojos.
Y serás mi lazarilla
hasta que te vayas y se vuelvan a poblar
las trastiendas de mis párpados.
Y seremos felices.
Y todo volverá a empezar.
Intrahistoria.
Metametapoesía.

martes, 14 de octubre de 2008

Han entrado 14 irlandeses.
Y según han llegado se han ido.
No han dejado barro en la moqueta
ni se han olvidado el paraguas.
Pero hay unas huellas de botas de goma
¡ Y eran rojas!
Algunos entran,
todos ven las fotos,
preguntan,
exclaman
¡Qué sonrisa!
¡Qué guapa!
¡Vaya pintas tenías!
Alguien habla de su libro.
¿puedo verlo?
-preguntan-
Si.
Algunos lo leen entero,
otros solo la letra grande,
pero todos se emocionan.
Me dicen que tengo suerte.
Sonrío.
-Lo sé, gracias-
He respondido.
Jamás pensé qeu escribiría esto:
"Echo de menos la 460"
¡Quién estuviera saltando badenes!
A miles de kilómetros
la tortura y el martirio
se conveirten en caramelos
verdes,
blancos
y azules.
Que saben a cristal y plástico.
¡Qué bien sabía dibujar el sol
la silueta de mi pueblo
las tardes de abril!
¡Cómo recuerdo mi cara de ajo!
¡Pero por dentro sonreía!
¡Lo Juro!

miércoles, 8 de octubre de 2008

Pequeña Moraleja al Margen de Esopo

Sara llega borracha a casa y escribe esto en mi portatil

porque bla y porque bla y poruqe bla bla bla.ççhabia una vez un principe que se estia e verde para tapar su piel negra. la gente le llamaba: verde, verde!! y el principe sonreia ,contento. una niña se dio cuenta de que el principe tenia vetas negras debajo de su piel. le insinuaba: creo que eres un poco menos verde de lo que pareces... y el principe decia: soy verde como la muerte de lorca. y si no te lo crees, demuetralos.

pasaron muchos años y una noche, las amigas de la niña, que era otra princesa, otra princesa pero sin coronoa, descarriada, le quitaron la piel al principe verde.

después de la piel caída aparecieron órganos y vísceras y pequeños capilares infectados. aparatdos a un lado, sólo quedo un pequeño resocoldo de ser humano que apenas era capaz de articular palabra.

as chicas le preguntaron: qué eres tú=

el pequeño amasio de piel negra teñida de gris contesnto:

YO - SOY- NADIE. (y sin embargo, parece que soy todo)

http://derisasybesos.wordpress.com

martes, 7 de octubre de 2008

Empezaste a escribir
y a veces paras sin querer.
Y yo empecé a leer
y a veces no quiero parar.

domingo, 5 de octubre de 2008

Mi corazón no late por fandangos,
ni bulerías, ni tanguillos,
ni sardanas, ni muñeiras,
ni por jotas,
casi por seguidillas.
Mi corazón taconea por mostrenkadas,
por billares, cachimbas y Cohibas Robustos.
Late, taconea.
Pero desde lejos.
En esta cama, sobra sitio para tu invisibilidad.

***

Cuando estés aquí, tu invisibilidad se hará invisible.
Y te haré el amor.
Y haremos el amor.
Y desde algún lado, tu invisibilidad nos mirará.
Quién saber si sonriendo.
Quizás si.

***

Ayer tu invisibilidad se trajo a una amiga a casa.
Tu ausencia.
Después de hablar,
y un par de cigarros
hicimos un trío.
Hubiera preferido hacerlo contigo
y cualquiera de ellas.
Otra vez la misma sospecha:
Creo que voy a empezar a romperme

viernes, 3 de octubre de 2008

Un hombre apàtrida de alma, me escribe desde la mia. Y no consigue sino emocionarme y ahcer que me sienta un puto facha que ama y defiende su patria sobre todas las cosas. Facha a mi manera, facha de la patria chica. Anarcocomunifachapacifista. ìComo Kropotkin!.

Ah... las ciudades.. que hoy "tiemblan como niñas", según decía Federico... y las gentes que en ella viven, tan hermosas en su cotidianeidad... todo te llena de poesía, todo te comunica... todo impacta... todo te impregna, Julio... que hermosura los poetas cuando describís un lugar...Recuerdo a Rubén Darío, cuando una vez lei su descripción de Mallorca…¡Que maravilla!! ¿Y has notado como se crece Batres en la distancia? Nuestra humilde soledad, nuestra contacto con la naturaleza, tu infancia en este pueblo olvidado, cuatro y mal avenidos, pero que hermoso en su abandono… porque las amapolas son mas libres… las lagartijas mas traviesas… las tortugas galápagos, del Guadarrama, que encontraban con lo chicos mas erráticas… y los pájaros que emigran todos los años, al pasar por Batres, desde la inmensurable altura, dan una vuelta por Batres… y vieron tu infancia, como ahora ven la de los otros niños, y nuestros dolores empozados, nuestras penas del alma, que como fantasmas invisibles… flamean en el nuestra cabezas… y no digo nada del día que podemos ver una oropéndola, al atardecer, compitiendo con el dorado de los últimos rayos del sol… o la ardilla foránea aplastada, en su eterna ingenuidad por las ruedas de un coche… así es Batres, el castillo sempiterno, que aun disfruta de la luz de la luna, junto a la mezquita que reclama al muhecín… y el arroyo, que sabe que viven aún los pastores de Gracilazo, que canta en su cascada de la presa, feliz de encontrar al Guadarrama, madre, camino del Tajo y el MAR.

Este hombre se llama Jorge es Cordobés y Argentino, y me ha ensegnado màs qeu cualquier universidad.

Gracias Amigo

Y es cierto,

Batres, desde lejos, es mucho màs grande.

jueves, 2 de octubre de 2008

este finde vamos a roma a la fiesta del vino o a assisi (en castellano se dice asís, igual que decimos milán, florencia, venecia, londres, etc). queda pendiente florencia (firenze). queda pendiente volver pero no importa volver cuando te estoy sintiendo tan cerca constantemente porque seguimos la concepción kantiana de espacio, espacio como forma interna de sensibilidad, espacio como manera de percibir los objetos externos a nosotros, y cómo te voy a percibir externo si vives dentro de mí, y cómo voy a sentirte a mil kilómetros de mí cuando estas tan jodidamente cerca en el fondo?

http://derisasybesos.wordpress.com/
Cuando llamo a Irlanda,
me emocionan los dos tonos que tienen en el teléfono.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Mi piso tiene algo mágico
(además de una inquilina artista)
Tengo 4 vecinas simpatiquísimas
y 2 de las que no puedo opinar.
La cocina da a un patio de estrellas
cuadradas habitadas por almas
anónimas que hacen la cena, leen,
escriben, ven la tele y esperan algo.
A tan solo unos metros por encima
o por debajo de donde me encuentro
y solo a un grito de distancia.
Si las ventanas están cerradas,
hay plantas en el camino de lo que profera,
o la tele está encendida dentro de las estrellas,
quizá sea grito y medio.
Pero estas vistas mutables
no las cambio por aburridas montañas
modeladas para postales.
ME gusta mi piso.
Aunque huela a gas.

domingo, 28 de septiembre de 2008

La patata es la base de la alimentación de Irlanda.
La mía es Patapat.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Girona es aburrida y el aeropuerto es feo.
pero Roma es una absoluta Maravilla (más a las 5 de la matina)

Los curas de patadas voladoras
los monaguillos en acto de servicio
los badajos follados sin beneficio
las vírgenes de tetas tentadoras.
En el infierno arda.
Las campanas que no doblan por putas
los cíngulos por sñi mismos fecundados
los angelitos recién sodomizados
el Adán que le come la fruta a Eva
En el infierno ardan.
Las monjas vouyeristas y calientes
las sotanas más cortas del mercado
masturbarse no es malo ni pecado
lo predican monjes autosuficientes
Que en el infierno ardan
En el infierno ardan.


HAcía taaanto tiempo que no rimaba algo....

martes, 23 de septiembre de 2008

La jirafa que se tumbó para dormir

Una jirafa, vaga, perezosa como ella sola, decidió un día que estaba harta de estar de pie, no sentarse nunca en su vida y dormir 2 horas la día interrumpidas por pequeños sustos de depredadores y siempre erguida sobre sus cuatro patas. No aguantaba más.
Cogió y sin haber mostrado anteriormente su malestar a toda la manada, hizo un gesto de desagrado con la boca y se tumbó. El resto de los especímenes de la manada se acercaron y golpearon a la jirafa tumbada con suavidad como diciendo "Venga, levanta, hemos nacido para estar de pie y es nuestro deber para con los turistas". Pero seguí tumbada y había empezado a recostar su enorme cuello en el suelo.
Otra jirafa se acerco dando grandes zancadas lentísimas y repitió la operación con algo más de ahínco. No obtuvo resultado, la jirafa se había dormido.
Las jirafas se miraban porque no sabían hablar -ni saben por el momento- y trataban de buscar en los enormes ojos negros de sus congéneres la solución o la respuesta.
Una cría -no se sabe si fue macho o hembra, jirafo o jirafa- se acercó con curiosidad al corrillo que formaban los mayores. Se tumbó también y se durmió en apenas un minuto.
El resto, ya con más horror que asombro intentaban despertar a ambas. Sólo pensaban en la decepción que se llevarían los turistas y lo fácil que estaban al alcance de los depredadores.
Un adolescente no pudo evitarlo. Se tumbó. Y emularon al trío una pareja joven. Algunos andaban despacio en círculo buscando una solución. Pero no la encontraban y a medida que corría el tiempo el número de jirafas tumbadas aumentaba.
Una de las más viejas -por ende, una de las más sabias- temía por que las jirafas no pudieran levantarse después de tumbarse. Decidió arriesgarse a probar, si no se pudiera levantar, ya había vivido demasiado. Por primera vez, sus rodillas tocaron la tierra y la hierba seca. Intentó levantarse después y lo consiguió sin esfuerzo.
La sensación le gustó tanto que se tumbó y se durmió también.
Al ver el resto que la más vieja -y por ende, la más sabia- se había tumbado y levantado sin mayores consecuencia siguieron su ejemplo y se durmieron.

Los leones.
De lejos las veían.
Pensaban.
"Dios están lejísimos, mira que pequeñas se ven"

A la mañana siguiente las jirafas se levantaron y se fueron a beber agua.
Ahora que me voy de Erasmus a Perugia, Oslo hará un paréntesis en su estancia erasmus en España para volver a su Noruega natal. Pero antes de todo esto he hecho un descubrimiento de gran valor.
Oslo es del Sporting de Gijón.
En estos días de despedidas, nos abrazamos y cantamos juntos "Ea Ea Ea Sporting de Primera".
Mi madre nos mira y se vuelve como diciendo que no tenemos remedio.
No nos entiende, nos gusta el fútbol.
¡Aupa Sporting Oslo!
Sé que desde Noruega leerás esto.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Hasta ayer no había recibido ninguna visita de Irlanda en este rinconcito.
Hoy sale la banderita de Irlanda marcando que ha llegado alguien desde esa isla (que sabe Dios por dónde estará vagando...).
También se ha sumado una visita a las que vienen de Suecia.

Si p implica q por Modus Polens, Irlanda debe estar en Estocolmo, o Estocolmo en Irlanda.
Y yo aquí como un gilipollas, esperando.
Los días primos y verdes
se me olvida
cómo se leían
los números romanos.
Siempre he sido partidario
de que tuvieran más vocales
y de que el cincuentaynueve
se leyera "Lix".
Abro la Leco para hacer una lista absurda de las cosas que me quedan por hacer antes de irme a Perugia. Y encuentro que la has usurpado con tu caligrafía. Me encanta tu caligrafía. He echado a mi hermana que me miraba con curiosidad fumar de mi cachimba y he leído con calma. COn clama el molash se consume. Quisiera llorar, pero he hecho una promesa y no pienso romperla. Sonrío. Aunque no lo vayas a leer, tengo que escribirlo: Te quiero.

domingo, 21 de septiembre de 2008

hay un perro muerto mojándose en el arcen.
A nadie le importa, los coches consumen kilómetros
con guarnición de caucho.
Por fin vuelas.
Te alejas, dando saltos de nube en nube
hacia el norte haciendo mucho ruido.
Nube que pisas, descarga agua.
Yo me quedo en el centro de la piel de toro,
-dentro de 3 días me expulsan de este colegio-
y al llegar a casa me pesan las anámnesis.
Te veo, no te dejaré de ver.
Han convocado elecciones en mis ojos,
pero no permito la libertad de expresión
y con los dedos disuelvo manifestaciones
que no saben si son de felicidad o trsiteza.
Lloro en silencio, los badajos de los timbres
eléctricos no se mecen. El badajo de mi boca,
por su parte, tirita por no llorar también.
Te veo, no te dejaré de ver.
Te veo
no te dejaré de ver.


Pat se ha montado en un avión y se ha ido a una isla que flota y puede ser arrastrada lejos (Al Caribe por ejemplo, o al centro del Ártico). Para cuando vuelva, yo estaré hablando otro idioma. Para cuando venga, la (te) estaré esperando.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Si, yo orino
en los gerundios evaporados y
mezclados en la calima de playas sin nombre.
Y siento
el placer
y la calma
recordando
anémonas que me acariciaban la cara y la espalda
y que voy a echar de menos
cuando ande lejos.
Sonriendo añorando llorando echándo(te) de menos.

martes, 16 de septiembre de 2008

¡Cómo mola ser tu novio!

jueves, 11 de septiembre de 2008

La calle de-de-bajo-de mi ventana
se va quedando vacía poco a poco
como un falo enorme que llega al orgasmo.
A este verano penetrado
se le van escapando las tormentas
después de haberse ido
diez mil veces, sudando, jadeando.
Sudando en Zamora, en Batres,
Madrid y Estocolmo.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Cansado de estudiar y queriendo digerir la noticia, salí a la calle a dar un paseo, liarme un cigarro y contemplar la tormenta. Estuve andando un rato y decidí sentarme a fumar y pensar de cara a los rayos.
Digería preposiciones (Hasta, desde) y nombres italianos cuando por la espalda se me abalanzó algo. Me clavó sus uñas en la camiseta y deduje que era un gato. Me eché las manos a la espalda, noté su pelo y lo agarré del cuello. Era un gato. Enfrentándose a una presa mucho mayor que él. Por más que trataba de zafarme de él seguía a mi espalda y en cuanto una de sus patas se desprendía de la camiseta, la siguiente estaba clavándome sus garras sin cuidado en el cuello o ya en un costado desgarrado. No había manera de zafarme de él. Cuando ya por fin logré que sus zarpas no agarraran jirón alguno de mi camiseta lo agarré del cuello y lo trajé al frente. Era un gato negro.
Fue inutil, se había incrustado en mi brazo y hacía trizas mi piel. Una segunda mano trato de ahogarlo y salió escaldada. Mis insultos sirvieron de poco, sus chillidos no me amedrentaron. Sólo tenía que ponerlo a la altura de mis pies para, de una patada, hacerle cejar en su empeño. No hubo manera. La sangre ya manchaba la acera y el dolor empezaba a hacerse insoportable.
Cayó al suelo y esquivó una patada que lo iba a haber mandado al otro barrio. Se mantuvo a una distancia prudencial, con el pelo erizado y su cuerpo completamente doblado. Todavía no había retraído sus garras y como un perro me enseñaba los dientes.
Le faltaba un ojo, y no lo había perdido conmigo. Por un momento pensé que se trataba de una reencarnación de Edgar Allan Poe en uno de sus personajes. Le miré fijamente y me aguantó la mirada.
Un amago de ataque no sirvió más que para que retrocediera sin cambiar ni la postura ni su actitud amenazante.
Intenté ser rápido lanzándole una patada, pero el lo fue más y consiguió encaramarse a ella esquivando el golpe hasta trepar a mi cara. La pelea fue eterna y duró apenas, tal vez, 20 segundos. Prosiguió con su rutina de arañazos por toda mi cara y mi cabeza hasta que consiguió clavar sus colmillos en una de mis cejas.
Estaba a punto de darme por vencido. Colgaba de ella y la gravedad le ayudaba a aumentar un dolor que no había vivido jamás.
Desesperado grité:
"¡Maldito Poe! ¡Maldito Poe!"
Y de ipso facto cejó en su empeño.
Se volvió a mantener a una distancia prudencial, ya sin su cuerpo curvado ni el pelo erizado en señal de advertencia. Creo que se rogodeaba en verme la cara ensangrentada completamente y la camiseta a cachos manchados con mi sangre.
Su único ojo amarillo me miraba atentamente. Después de unos momentos en los que decidí que un nuevo intento de agredir al intruso terminarían por enfurecerle aún más, el gato se dió la vuelta y al trote se marchó hasta meterse debajo de un coche.
Incrédulo de mi situación, con diezmil pentagramas en la espalda, en los brazos y en la cara dijé una vez más.
"Maldito Poe".

martes, 9 de septiembre de 2008

Los carpinteros daban golpes.
Como si fueran elefantes
andaban estrenando la tarima.
Yo, desde abajo, no trataba
más que de desentrañar
mensajes encifrados en morse,
ver si los martillazos podían
encuadrarse en el Danubio Azul
-mierda, otra vez Wagner-.
No conseguía nada.
Solo había un grifo mal cerrado
-un grifo monstruoso-
y el ruido de las gotas
que caían.
Pum, Pum, Pum, Pum.

Catapat!

lunes, 8 de septiembre de 2008

Lo siento,
cada noche,
desde lejos,
con los dedos,
despacio,
te voy a
desnudar.
En silencio,
y sabrás
a que huelen
las noches
italianas.
Apretaste los labios y te vestiste
con esa mirada de sospecha.
Desde la mano en la espalda
me arrojaste un puñado
de azúcar a los ojos.

No dolió, no duele.
Las lágrimas que ahora vierto
son, dulcísimas.
Pero lloro,
y me bebo mis lágrimas.
Saben a ti, a sospecha,
a labios apretados.
No dolió, no duele,
tal vez me duela en el futuro.

La próxima vez
échame limón.
Y de Italia
te traeré botellas y botellas
de Limoncello

domingo, 7 de septiembre de 2008

Teteras de la polonia
de la guerra fría.
Teteras amarillas
de la polonia más roja.

Teteras que hacen sonreir.
-y que te hacen imaginar que huelen todavía a té-
Gracias teteras.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Por ti,
como la coliflor
que haga falta.
El miércoles estudiaba Latín y Buñuel asaltó mi capacidad de abstracción.

a quien le importa si me masturbo viendo un perro andaluz.
Les da igual que sea un perro andaluz o una porno.
me llamarán zoofílico igualmente.
Dalí escribió un guión para Harpo Marx.
Y el pobre Harpo no sabía escribir para devolverle el favor.
Barcelona estaba muy lejos, y no tenía su dirección.
Estúpido Wagner ¡ese muerto es de mentira!
¡Dadme un tango!
¡Ja! Me disfrazaré de surrealista.

martes, 2 de septiembre de 2008

Y ya no quiero ofenderte,
y ya no aguanto esperar,
pero anoche llevé a una chica
a nuestro bar de Jazz.

Ati te gustó. Ami nunca meha gustado.
Yno creo queme llegué a gustar.
Pero nunca me dejará de gustar
quete guste ati.
porque tume gustas.
Mu cho.
A veces pienso que
son demasiados
los poemas que
que escribo empiezan
por "A veces".
Quizá porque
no sé nunca
como terminarlos.

viernes, 29 de agosto de 2008

A
veces
un
poema
puede
ser
sólo
una
frase.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Cuando llegué a su habitación
la encontré inundando la cama
bocabajo.
"Voy a fumarme un cigarro
ahí a la terraza, duérmete"
"Espera voy contigo"
Fumé y te volviste a desnudar.
Hacía calor.
Esa noche no dormí.
Estaba demasiado cerca.
Había un horizonte de
suaves montes
dentro de la habitación.
En primer plano
una playa de sábanas
y olas que chocaban con
su ombligo al respirar.
Demasíado perfecto
como para dormir.


Perfectamente Cursi...perfectamente

martes, 26 de agosto de 2008

En una reunión del PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética) donde había un montón de gente haciéndole preguntas a tropel a Nikita Kruchev. Entonces en un momento de silencio, cuando todo el mundo le estaba increpando y mentando a la madre que parió al tío Nikita alguien preguntó:
-¿Y dónde estabas tú cuando Joseph (Stalin)se dedicaba a quitarse del medio a nuestros camaradas de partido masacrándolos como ratones?
Se hizo un silencio tensísimo, se ponía a prueba a Nikita, el secretario del partido y probablemente el hombre más poderoso sobre la faz de la tierra.
Nikita, rojo de rabia, gritó:
-¡Quién se ha atrevido a decir eso!¡Quién!
Nadie respondió. Nikita, desde su posición los miraba uno a uno.
-¿No darás la cara?.
Silencio.
-Bien, amigo, cuando Joseph mataba al que le molestaba yo estaba en el sitio en el que estás tú ahora mismo, en la comodidad del anonimato.

sábado, 23 de agosto de 2008

A mi se me ocurren otras escenas felices en la cocina.
Fregamos los platos -por eso de que compartir la limpieza es divertido-
Y entonces hago un círculo con los dedos
soplo
y una enorme pompa de jabón
tiríta de frío
cayendo despacio
hasta que se rompe.
Y me vuelves a poner
la misma cara que me pusiste
al otro lado del escaparate
aquella tarde de domingo.
Y no lo puedo evitar...
...vuelvo a caer.

viernes, 22 de agosto de 2008

En el anuncio de Cilit Bang

En el anuncio de Cilit Bang

En el anuncio de Cilit Bang

Vale ya.
¡Dame de leer o te abrazaré hasta hacerte daño!
Algo me dice que lo haré de todas formas

miércoles, 20 de agosto de 2008

Robaba bicicletas
Pero con buenas intenciones
Dar un paseo por un parque
dar pedales entre árboles
dar besos al aire que ocupábamos
Después volvía a casa
y dejaba la bicicleta
tal y como estaba
Al regresar a su ciudad
se robaba su bicileta
pero con buenas intenciones
ir a la biblioteca
respirar lo que respiramos
y dejarse caer por esa cuesta
que termina en una plaza
que nunca me acuerdo
de su nombre
Tengo confianza en el futuro y la estupidez humana. Prohibirán dar los "Buenos días" y todo el mundo será más amable.


El ser humano no es extraordinario, el ser humano es gilipollas.
Decir que es extraordinario es de locos.

lunes, 18 de agosto de 2008

Me haces esperar
-quizá te secabas la cabeza-
Me abres la puerta.
Me estiras los labios.
Sempitierna.

Después de dos semanas,
aunque digas que es menos,
los zapatos que hay
entre zeta y Madrid
me han hecho una rozadura.
Ando, mejor, cojeo, trabajo
con ese dolor en la bandeja.
Ahora soy un camarero
de segunda división.
Pero asciendo a primera
en cuanto cuelgo el teléfono.
Y sirvo, con bandeja
y con sonrisa.
Mejor que una pajarita.

jueves, 14 de agosto de 2008

¡Mira!
He hecho un dibujo.
Este es tu piso, esta es la ventana de tu cocina y estos somos tu y yo desayunando campurrianas.

domingo, 10 de agosto de 2008

Un tren que pasa
se invent aun horizonte.
Se calla, se para.
Reanuda su marcha.
Un tren que pasa
se inventa un horizonte nuevo.
Tú lo miras y escribes esto.
Yo me callo y te espío.
Subiremos a casa,
haremos el amor.
El humo del tren
como telón de fondo.

viernes, 8 de agosto de 2008

Diccionario de Sinónimos

Normal: Cutre, decepcionante, deprimente, tonto, convencional, horrible, paleto, conformista, hortera, imbécil, triste, ignorante, feo, digno de engaño o engañado, idiota :Subnormal.

*Tú siempre has sido el raro.

lunes, 4 de agosto de 2008

Quiero verte el corazón.

digno de David Bisbal
Tienes palabras en la boca
que te duele sacarlas.
Madrid, lejos.
Guardas canciones
en un cuaderno
que no puedes oir.
Vetusta, Lesbian.

Perdón, fui yo quien te las di.
Pero has de saber.
Que las mías son peores.

Perugia, cuatrimestre.
Morla, Love of.

Por suerte, todo lo cura
una ciudad inventada.
Y sus efectos secundarios
nos encantan.

sábado, 2 de agosto de 2008

Cuando hacemos el amor

El hacemos cuando amor el cuando amor hacemos hacemos el amor cuando amor el hacemos cuando amor amor amor cuando el hacemos el cuando amor hacemos el hacemos amor cuando cuando el hacemos amor el el cuando hacemos el amor amor el hacemos cuando cuando el hacemos cuando amor el hacemos cuando el amor el amor amor cuando hacemos hacemos el amor cuando el amor hacemos hacemos el amor cuando el amor amor cuando hacemos cuando amor el cuando hacemos amor hacemos.
¿#b@H*, ;¡&#
¿#b@H*, J/*@
¿#b@H*, _\-¿¿b


(Perdón, es que soy el raro)

miércoles, 30 de julio de 2008


Exigencias del guión.
Mutis por el foro en un telón de cemento.
Se besan apasionados, ella llora.
Plano contrapicado.
Luz occipital sobre la cama.
"Apaga la cámara, déjalos seguir".
Se besan en silencio.
Llora sin querer.
Esto no estaba en el script.
No hay diálogo definido, a lo Dogma 95.

martes, 29 de julio de 2008


Cuando sobran las palabras
para reirnos de las pintas
de los periodistas.
Cuando se estiran los labios
y se asoman tus dientes.
Soy feliz.

lunes, 28 de julio de 2008

"el ron negrita, de tus labios, me sabe a cacique, o brugal con cola."

Romanticismo quasietílico a la orilla del Duero

sábado, 26 de julio de 2008

no me gusta
aunque digas que a ti si
que me beses
despues de fumar.

lunes, 21 de julio de 2008

¡que me voy!
¡que me largo dando palmas!
con las orejas
por bulerías
por tanguillos
por fandangos
camino de tu casa
a una ciudad que no conozco
más que por su olor.
¡Empiezo a irme!
En busca de mi espíritu
y del suyo.
Adiós señores.
¡Ya me fui!

sábado, 19 de julio de 2008

Cuando pasó lo que os voy a contar mis tetas llevaban creciendo a penas 6 años. Por entonces el alcohol y las drogas ya me había hecho perder la cuenta de las primaveras que tenía y sólo llevaba la cuenta desde la primera vez que me miré de perfil al espejo y vi que lo que me devolvía no era el perfil de los años anteriores.
Yo era una chiquilla trémula e inquieta. Durante el día devoraba libros. Muchas veces no eran lecturas recomendadas por pedagogos ni educadores. Novelas en las que la palabra polla o polvo aparecían más veces que las preposiciones o donde señores maduros fantaseaban con chicas que tenían mi edad. Bokovsky y la archiconocida “Lolita” del señor Nabocov (su nombre ya me ponía cachonda). Me los pude haber leído probablemente más de tres veces al año, intercalándolo con los deberes de mi instituto.
Poco después empezaron a llegar las drogas. Y compañías tampoco recomendables. Cuando mis tetas ya tenían cinco primaveras alguien, ya no logro recordar quien, me invitó a mi primera raya de cocaína (el alcohol y el tabaco los descubrí en casa, en el bolso de mi madre y en el mueble bar de mi padre. Y por entonces creo que no me habían empezado a crecer). Siempre me las ingeniaba para encontrar alguien que me invitara a una raya. Cuando no eran amigos de mi hermano eran personas que en cafeterías se enamoraban de mi culo y terminaban echándome un polvo en las escaleras de su casa, antes de si quiera poder llegar al dormitorio.
No, yo no tuve adolescencia, y si la tuve pasó demasiado deprisa. Ahora que mis tetas ya se empiezan a caer y no me han salido las primeras patas de gallo tengo apenas recuerdos difuminados por miles de sábanas, miles de rayas, miles de polvos insatisfactorios, cuatro polvos a los que llamo “El mejor polvo de mi vida”, miles de dólares invertidos en alcohol, drogas y una pequeña casa en Arkansas y miles de miles. No, pero al fin y al cabo he vivido bien, sin amigos, pero bien.
Conozco al dedillo la discografía de todos los grupos de los 70, me digas el que me digas, me menciones la canción que me menciones te sé decir el año que se produjo, la discográfica, los componentes del grupo e incluso la cantidad de tripis que me metí en su concierto. Si alguno coincide con uno de los polvos de mi vida te sé decir el número de la matrícula del coche que me llevó a casa.
Si, la palabra que mejor me define es “Precoz”. Precoz para las drogas y para todo.

El bar inspira

miércoles, 16 de julio de 2008

El sol pega lo suficientemente poquito como para hacer que la mañana sea perfecta y no merezca la pena bajar a trabajar. Es mejor escribir poemas, u olvidarte de dar al enter y convertirlos es estas cosas que hacía hace unos años y de las que tanto reniego ahora.
Me voy por las ramas.
Dan martillazos
¡Anda un poema!
No, es una broma. Hoy ganaremos el mundial.
Desayuno con ella -con su invisibilidad- anoche hicimos el amor y se le nota en los ojos. Me he levantado antes que ella y también se le nota, va descalza y con el pelo recogido en un moño sujeto con un lapicero de mi colegio. Está tan sorprendida como yo del resultado de las fotos, y no quiere ponerse a pensar cual va a mandar ampliar. Ambos nos extrañamos con los colores raros que han cogido. "Si está nublado, tu cámara tiene a azules. Si hace sol tiene a sepias preciosos". Sólo la oigo yo.
Yo respondo "te echo mucho de menos". Sólo ella puede oirme. Y no puede evitar sonreir.
Quiero ser un niño
y estar en tu campamento.

martes, 15 de julio de 2008

tataratatarasobrinoconcuñado de Gregorio Samsa

Yo soy una enorme cucaracha.
Un chamán me ha dicho que
soy descendiente directo
de un tal Gregorio Samsa.
Vivo en un museo sin cuadros.
Comparto habitación con bustos
romanos, diosas griegas mutiladas
y me vigilan los pasos cámaras
que no pueden llegar a verme.
Por las noches salgo a pasear.
Mis seis patas pisan mosaicos
de incalculable valor.
Me cuelo por debajo del cordón
rojo de terciopelo y andurreo
por encima de adoquines que
dibujan Dionisios, bacanales,
Medusas y aurigas.
No recuerdo practicamente nada
del pasado. Sólo que una vez
me deslumbraron e intentaron
machacarme con una bota
en uno de mis paseos nocturnos.
De haberme atrapado,
se habría manchado la cara de
no sé qué senador romano
que vivía en Segóbriga.
De haberme pisado,
mis visceras estarían ahora
en las cámaras digitales
de miles de personas.
¡Seguiría viva durante
meses, años y siglos!.
Pero aun me queda
por conocer la galería
egipcia de este museo.
Les dejo, son demasiadas
escaleras para una cucaracha.

Entrada numero C

lunes, 14 de julio de 2008

¡Qué le voy a hacer!.
Me imagino el bar vacío.
Tú al otro lado de la barra.
Comparto un cigarro contigo
(bueno, me imagino
que imagino que fumas).
Parece una de esas escenas
de estas películas que tanto me
gustan pero sin embargo
nadie ha rodado nunca.
Si, es raro,
pero es la verdad.
y me dices que estas viendo
las estrellas y una luna.
Y que te gustaría
que estuviera contigo.
Bueno pequeña,
solo tienes que imaginarte mi presencia.
Porque yo también estoy viendo las estrellas
-la luna me la tapa un árbol-.
Esta noche le haré el amor a tu invisibilidad.

sábado, 12 de julio de 2008

Mira.
Aún saboreo el momento en el que después de hacer el amor, sudando, con las espaldas empapadas, nos volvíamos a vestir. Te recuerdo. Cuando todavía tú estabas desnuda y yo ya me había puesto mis vaqueros. Y me besabas, y sentía que tu frente estaba fría. Y me abrazabas con manos de hielo.

No se me olvida como te atabas la falda ( esa que debajo tiene un jardín en el que nunca me dejas jugar). Ni se me olvida como te arreglabas el pelo después de ponerte esa camiseta azul con botones (y un intento de palabra alemana bordado con hilo blanco).

Y después salíamos ¿recuerdas? Comprábamos helados y discutíamos de cual de los dos era mejor (como si fuéramos dos niños pequeños) y encontrábamos parques que trataban de esquivarnos cuando salíamos en su búsqueda.
Mira.
¿cómo no te vas a acordar?

viernes, 11 de julio de 2008

Churrigueresco,
Gamonedesco,
esto es asco.

jueves, 10 de julio de 2008

"Y el admitió que había actuado bajo el efecto de una gran presión debido a que su nombre, Otto, se escribía del mismo modo para adelante que para atrás."

Woody Allen
Como acabar de una vez por todas con la cultura
Tusquets
Mi sombrero puterino*
aun no te conoce.
Te imagina.
Se hace a una idea.
Sus ganas de conocerte
no son grandes.
Pero es por eso.
Porque aún no te conoce.

*Puterino: Relativo a Poitiers [Puatiers, Poatiers] (Francia), que habita en la ciudad del mismo nombre.

Hitler cuida su jardín

Imagínate:
a Hitler pasando el cortacésped
en su jardín.
Vestido con su uniforme gris,
su raya al lado
y su bigotito debajo de la nariz.
Mirándote con mucha seriedad
cuando pasas.
Imagínate:
a Eva Braun yendo hacia Hitler
sonriendo.
Con una bandeja de refrescos
paso natural
y un vestido de flores rosas.
Saludándote con una mano
cuando pasas.

"Pues ya ves tu que pongan una fuente del busto de Franco echando agua por la boca. ¡Si es un concurso de fuentes!. Lo mismo da, como si ponen a Hitler pasando el cortacésped"
Polaco Dixit.
"¡O mejor! ¡Con un fumigador de esos antiguos!"
(ahí ya te has pasado Rubén)

martes, 8 de julio de 2008

Sigo teniendo de fondo,
en la pantalla de mi mac,
las vistas desde tu salón.
No puedo evitarlo.
Te oigo decir en alto
lo que escribes en tu pc.

Mi Hermana

Yo tengo un Warhol en casa.
Se titula Mery.
Una composición sobre hueso
que irradia adolescencia
y no sabe lo que quiere.
Lo mejor de todo:
No tiene precio.
No la vendo por nada del mundo.

Seguro que tienes en casa un Warhol, un Duchamp, un Klein, un Miró, un Beuys y no lo sabes.
Seguro que tú también, si tú, la que está tan lejos.

domingo, 6 de julio de 2008

De repente me he dado cuanta de que llevo así como cinco minutos sentado en un colchón blandísimo de un hermano que no tengo. Pensando en qué escribir. Con mucho miedo de que me saliera algo que hablara de ti y tomase ese tono tan cursi. Y creo que voy a dejar de escribir porqeu esto está bien como está.-En realidad lo dejo porque tengo ganas de dormir (me pensando en ti)-

***

Hip-Hop francés. Justo lo que necesitaba. Escuchar música que no consigo entender (o música que no me recuerde a ti)

***

Desolé, mais je n'ai pas de choses que dire

***

¿Me ducharé algún día?
Pregunta alguien interrumpiendo la nonagesimotercera vez que leo el poema más corto de la últimas hojas:

"¿dónde?
da igual, yo te quiero en todas partes"

***

Tu letragrande...no la leo en ningún lado. Ojalá se pareciera a la mía y escribiera como tú y lo que tú.

***

Trato a la gente de usted en cualquier idioma. Y luego voy diciendo en cualquier idioma que soy un punki. O que al menos tenía pinta de ello hace un tiempo.

***

Tengo la zapatilla llena de caracoles de probar si el Parker pinta.

***

En mi vida me habría imaginado discutiendo sobre música para pasarelas de moda.

***

Espirales, siempre espirales.
Tristes espirales.
En un sentido o en otro.
Pero siempre tristes espirales.


Extracto de la Lecorbusierana después de viajar por francia durante 9 días. Aún quedan cosas en las hojas, pero carecen de importancia.
Y como un adolescente
escribí tu nombre
en cada hueco
en blanco.

Ma Cahier ne parle pas la langue de la France ¿?

"Pato Fenix"
El animal que domina los cuatro elementos.

***

Me pesas mucho en la cabeza

***

Las ranas cantan, y no lo hacen bien. Si estornudo suena mejor. Suena asquerosamente cursi, pero el cielo parece que se va a caer vencido por el peso de tantas estrellas- hoy la cosa va de pesos-.

***

Me voy alejando
milímetro a milímetro
de tuis vacaciones.
Y en mi mente recorro
milímetro a milímetro
cada rinconcito de tu cuerpo.
Cuando iba por
el trío que tienes
donde te nace el cuello
perdí la cuenta
de los lunares
que estaba contando.

***

Te echo tanto de menos que no me salen más que cursiladas

***

El colmo llegó cuando abrí la nevera. Vi tu reflejo en una botella de coca-cola. Tú, desnuda sobre la cama. Y con la puerta abierta y esa luz amarillenta, volví a quedarme idiota y a darme prisa en memorizar cada pequeño rincón. Búscandole un nombre a cada uno de tus lunares.

***

Hasta que pierda su significado
Me invento un nuevo
y te busco otro nombre.

***

Detrás de cada curva
yo tenía la esperanza
de poder encontrar
un enorme cartel
que rezara en francés
"Estocolmo 4 Km"

Esto es parte de lo que mi Lecorbusierana a aguantado en este viaje a Francia que acabo de terminar. Mañana pondré más.

viernes, 27 de junio de 2008


Non falo galego.
Falos los justos y necesarios.
Para faro, el de Estaca de Bares.
Fallo los penaltis.
Callo cuando abres la boca.
Callos, a la portuguesa.
¿Sallo?Me lo quite el 40 de febrero.
¿salgo? No, aún no.
Talgo, tren alta locomocion.
Talogo, si, me voy.
¿tasloco? ¡Te matarás!
Más poco.
Te toco, y tiemblo.
¡un moco!
¡un loco!
¡el coco!
¡Sálvese quien pueda!
Cuando lloreis, llorad de rabia o alegría.
Llorad cuando la gente venga.
Queda terminantemente prohibido
llorar en andenes o aeropuertos,
de esto no se libran estaciones
de autobuses.
Llorad cuado eliminen a vuestro equipo
de una manera poco justa.
Llorad cuando ganeis copas,
diplomas y trofeos
y os los entreguen reyes y presidentes
del gobierno.
No se permite llorar comiendo,
ni haciendo el amor,
ni mientras el que os mira a los ojos
se ríe sin saber por qué.
Se incentiva al que ríe por no llorar
y al que no sabe por que se ríe.
Bajo pena de destierro, queda vetado
llorar sin justificar razón convincente.
Queda suspendido indefinidamente
el tráfico de metro entre las estaciones
de Distancia y Esperanza, tienen a su
disposición un servicio adicional
-sin coste alguno para los viajeros-
de tren Bala con parada en Estocolmo.
Se prohibe llorar por el pasado
ya sólo se permite llorar por futuros
reencuentros en andenes, aeropuertos,
rellanos, heladerías y playas catalanas.

Y ahora, con su permiso, me voy a llorar de felicidad.

miércoles, 25 de junio de 2008

Confío en unas gafas de sol,
en su opacidad para los
del otro lado del cristal.
Pero a veces no me fío
de esa cualidad.
A veces las muchachas,
detrás de sus enormes
anteojos de aviador
que las hacen parecer moscas,
me miran con una mueca de asco
y con sus pantorrillas al sol
las oigo decirme:
"Deja de mirarme las tetas cretino".
Pero ellas no saben que
mis gafas ven más allá.
Se les sube el ego a la cabeza.
No las miro a ellas,
no veo nada detrás de los cristales.

martes, 24 de junio de 2008

-Estoy cogiendo notasde las asignaturas que me ofertan en Perugia y me estoy dando cuenta de que cuando escribo en italiano me sale una letra preciosa.
- ¿qué te creías? ¿qué el que un idioma fuera bonito se notaba sólo en la pronunciación?
-¡cabrona!¿no puedes estar dos frases sin hacer poesía?
Ella se ríe y le escribe:

"estoy cogiendo notasde las asignaturas que me ofertan en perugia
y me estoy dando cuenta / de que cuando escribo en italiano / me sale una letra preciosa"

Después le dice:
-Eso, señor, es un poema.