sábado, 31 de mayo de 2008

Para rimar mal...
mejor no rimes nada...

Arrímate, nos sobra cama, pero tengo frío.

viernes, 30 de mayo de 2008

No me parece justo

Cuando quieren que seas un hijo de puta
no puedes evitarlo. Serás un hijo de puta.
Y parecerá que te esfuerzas en serlo.
Cuando quieren que seas lo más mezquino
e ignorante, lo conseguirán. Harán un poema
y la gente lo creerá a pies juntillas.
Y es que en esta vida
ser un hijo de puta sincero
es mil veces peor que ser un hipócrita que
engaña y hace añicos lo que ya estaba roto.
Es mejor engañar, ser un falso, poner tiritas
a sentimientos que tambalean.
Es mucho mejor que tener huevos a decir la verdad
aunque te vaya a costar horas y horas
de darle vueltas a la cabeza.
Da igual.
Serás un cabrón y un hijo de puta
por mucho que intentes lo contrario.
Cabronazo con gorra roja.
Lo has conseguido.
Pero me da igual.
Si así consigo que estés mejor,
que te desahogues, o si hacer estas
cosas te hacen feliz, no diré nada más.
Hazlo. Y sé feliz.
No tengo nada que perder.

Hércules tiró un ánfora de leche


Anoche me volví a subir al cielo
-Creo que pensando en ti-.
Me hice una escalera con cinco peldaños.
Cuando ya estaba en el cielo
me inventé una via lactea.
Y cuando terminé
bajé despacito al suelo,
a mi cama, para soñar
que estabas en la otra mitad
de mi cama.
Para imaginarme que aun estabas
intentado recuperar el aliento.

Demasiado...¿crudo?

miércoles, 28 de mayo de 2008

Carlos Marx tiene piojos en la barba.

Carlos llevaba toda la mañana en el baño. Desde que la sirvuienta de Engels lo depertara a las seis de la mañana como le había pedido el día anterior. A las ocho aun no habia salido del aseo. La sirvienta se preocupo y le pidió que abriera la puerta, pero Calros le dijo que estaba muy ocupado leyendo a David Ricardo y que no pensaba salir en todo el día. Le pidió que le dejara el desayuno detrás de la puerta pidiéndole que no se molestara en traer un té nuevo, que no tendría ningún problema en beberselo frío. Al poco después Carlos pidió que le trajeran de su despacho un volumen rojo y grande que tenía sobre la mesa y pidió que le dejaran igualmente una lupa porque la letra era demasiado pequeña. A todo esto, y mientras tanto, Carlos Marx no hacía más que removerse la barba de un lado para otro delante del espejo con la lupa en la mano izquierda. En cuanto encontraba uno de esos parásitos lo dejaba caer sobre el aparados del baño y lo aplastaba con el volumen rojo dando un golpetazo que hacía que el jarrón del agua se tambaleara y que su propia imagen tintineara y se balanceara en el espejo. Cuando hizo puré el quinto piojo, la sirvienta volvió para preguntarle si se encontraba mal. Carlos se excusó afirmando que el libro tenía faltas de ortografía y juró y perjuró que a la sexta que encontrara el libro saldría volando por la ventana. Eso parecion convencer a la sirvienta que marchó haciendo ruido por la escaleras. Cuando el reloj del salón dio las once, ya hacía medio hora que la búsqueda de piojos no daba resultados. Por lo que desistió de su empeño y bajó a la biblioteca.

martes, 27 de mayo de 2008

Requiem por mi vela

Cuando la vi en la tienda
la cogí, la olí,
miré su precio
y la compré.

Tenía una piel de colmena (imitación),
apestaba a miel fresca
y tenía un rabillo blanco.

Sabedor de su destino,
la tuve en la estantería
y la contemplaba
y la toqueteaba y olía
sabiendo que algún día me faltaría.

Hoy una llama tintineaba
y flotaba a duras penas en la cera.

Plop plop plop plop
la cera caía y se convertía
en un charco.

No ha hecho ruido al morir
pero yo la he escuchado.

plupf...

Oscuridad

lunes, 26 de mayo de 2008

Y se desarmó como un periódico en un andén al paso del metro.

domingo, 25 de mayo de 2008

Síndrome de Abstinencia de Síndrome de Estocolmo.



Suecia no está tan lejos.
Echo de menos mi Estocolmo.
Lo echo tanto de menos
que hasta creo que me cogería un coche
y me dejaría raptar de nuevo.
Sin importarme el frío que haga.
Porque allí se está calentito.

Foto: Estocolmo nublado

Las aventuras del Hamster Godofredo y el Rayo de Jalisco

Érase una vez un hombre detrás de un escaparate.
No por dentro, sino detrás.
Érase una vez una casualidad y una cara de sorpresa.
Por fuera y por dentro.
Érase una noche en la que un Rayo de Jalisco nos hizo reir
y un Hamster llamado Godofredo no dejaba de correr
sin saber muy bien a dónde iba.

Fin de un día de sonrisas

sábado, 24 de mayo de 2008

Promesas para incumplir

Hoy no escribo.
Estoy ocupado siendo.
(Mierda).

viernes, 23 de mayo de 2008

Hoy toca fado



Me despierto, estoy ronco, toso, no arranco. Me levanto, llueve, pongo un disco, hoy toca fado. Bajo, pongo el café a calentar, Oslo mueve el rabo, me sigue, me pide una galleta. Le ignoro, insiste. Me siento, cojo galletas, mojo una, se la doy. Parece contento. Pongo la tele, me río, me avergüenzo. El Canal Diocesano de Toledo me hace pensar, reflexiono, "la ética y la filosofía es lo mío". Termino riéndome y Oslo pidiendo más. Canto un fado, me invento la letra, me invento la lengua. Recuerdo "comí escuchando fados", reflexiono "qué típico es decir que la guitarra llora". Me lavo los dientes, no puedo pensar, no puedo hablar, no puedo nada. Llegó al ordenador, llueves, apago los fados, escucho, reflexiono "qué típico es decir que la lluvia suena en el tejado".Pongo de nuevo los fados, suena uno feliz, "eu nasci para cantar". Qué típico es decir que el fado es triste.

Foto: Alfama, ruas estreichinhas e escalerinhas.

jueves, 22 de mayo de 2008

Entro en el baño, y te encuentro tumbada en la bañera . Con el agua hasta el pecho. Me sonríes, parece que me esperabas o te alegras de verme. Me acerco, nadie ha hablado todavía porque no ha sido necesario. Me siento en el suelo, frente a ti y me doy cuenta que la luz ocre de nuestro baño te queda muy bien. Te beso la mano que has sacado para acariciar la mía. Estamos un momento, sólos, en silencio. Me mojas la frente con tus dedos.Y ya no sé como quiero que esto siga.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Manía de poseer...



En el corazón malasañero la gente aparca sus microondas y les pone antirobos. Tienen mucha hambre.
Una vez hice una foto que me gustó. La hice yo, yo encontré, yo saqué el movil y yo disparé.

Chicle de Ajo

Me repito.

El rabo de una lagartija está perpetuamente e irremediablemente ensamblado dando fin al lomo de las lagartijas. Sus movimientos son reducidos y están supeditados a la voluntad de un cerebro siete centímetros más arriba. El rabo de una lagartija (o mejor dicho, la lagartija) tiene la capacidad de poderse desprender del cuerpo solo en situaciones extremas de peligro y sin apenas consecuencias para el cuerpo del reptil. Una vez libre, y en celebración de su libertad, se agita remueve y baila felicitándose por su nuevo estado. Pero esta libertad desemboca en libertinaje y termina muriendo a los pocos minutos de euforia incontenible.

A la lagartija que se ha visto obligada a desprenderse de su rabo, pronto le saldrá uno nuevo. Pero pueden estar seguros de que no saldrá una lagartija del rabo liberado.

Esto lo escribí hace un tiempo; lo saco porque he visto a las lagartijas en el muro...y me ha hecho gracia.

Me gustaría comprarme unos altavoces enormes con graves grandes. De este modo todo el mundo se enteraría de que escucho Jazz y música clásica.
De este modo todo el mundo se enteraría de que soy un rebelde.
Porque en la era del Hip-Hop y de la música electrónica, el rebelde es el que escucha a Miles Davis y a Wagner a todo volumen con las ventanas abiertas.
Cámbiate de acera, soy un neopunki.

martes, 20 de mayo de 2008

300 segundos


Llenar el depósito y salir sin prisa.
Sabiendo que tarde o temprano
el mar no me dejará seguir adelante.
Y sólo entonces el viaje tendrá sentido.
Cerraré el coche,
me mojaré los pies y esperaré.
Cinco minutos primero.
Y después otros cinco.
Y luego otros cinco.
Y otros cinco.
Los cinco minutos que hagan falta.

En la foto: Playa de Las Negras (Níjar, Almería). El paraíso donde quiero volver. Allí vi amanecer a la Luna llena. Creía que era un barco en llamas. Un botón rojo.

lunes, 19 de mayo de 2008

El Profesor Pregunta

Hoy gano, tú ganas, ganamos los dos.

El amor...¿Tiene rendimientos marginales decrecientes o crecientes?

Para que luego digan qeu en una clase de economía no hay poesía.
Me había propuesto escribir.
Pero tengo los pies fríos.
Y no tengo lápiz.

Me ganó con un trío de lunares, yo creía que iba de farol.

sábado, 17 de mayo de 2008

Collage

no quiero
nada más que conversaciones banales
risas enlatadas
un par de besos
o alguien que folle bien, pero no me deje

vacía.
La Chica de los Botones

Take me home, it´s gonna happend anyway...

Ese es el andén donde me despedí de ella
y donde todo empezó a empezar.
Y ahora, que ya está de vuelta,
no es que no tenga tiempo,
es que no quiere tenerlo.
Se le gastaría tan rápido...
Ella ya no es ella y, por eso,
yo ya no volveré a ser yo.
Porque si ni mil x pueden
llenar el vacío que le dejó y
¿cómo se le ocurrió que una x
le iba a bastar para curarla?
Ya no la echo de menos,
ya no la echo en falta,
hueles a ella.
Pero hazla recordar que
Je ne suis pas poete aux
semelles de vent.
Y ahora te daría un beso
pero podrías malinterpretarme
y estoy sin afeitar.
Yo tenía cuatro novias por ahí,
pero era a ella a la que más quería.

Esto viene siendo un corta y pega de diferentes extractos de mi libreta que siempre llevo encima. Y fíjate, parece que no se va a romper. Pero solo lo parece.

viernes, 16 de mayo de 2008

Juan Gelman no sabe puntuar

Donde estan los signos de interrogacion las comas las tildes las tildes diacriticas los nexos de coordinadas copulativas donde estan.Aqui hay un punto

Cogen y me dicen que parezco un melocotón. Lo que me faltaba.

Hay tanto idiota ahí fuera...


Hoy me siento como una de esas
enormes hormigas cabezonas
que a la mínima que le quitan
las antenas, se lía a bocaos
con la primera que encuentre
que le han hecho lo mismo.

¡Sálvese quien pueda!


Cuando llegué, el niño etaba mirando la paloma tendida en el suelo. En su cara una mueca de asco y curiosidad asomaba como si no fuera la suya. Desde una distancia prudencial, como si la paloma muerta fuera a tomar represalias levantándose de repente, le tiraba arena con el pie encontrando en ello algo de diversión.

Aunque la vida le fuera en ello, no habría esbozado una sonrisa...pero me gustaba asi.(8)

lunes, 5 de mayo de 2008

Poema de Despedida

Estaba leyendo un dossier que me han mandado para Estétitca y Teoría del Arte cuando me he dado cuenta de que su contenido era muy similar al que ya vi en la asignatura "Semiótica de la Cultura". Para cerciorarme he consultado el taco de apuntes de ésta y me he encontrado con un poema. Cuando lo he leído casi me pongo a llorar. No es genial, no es brillante, ya ni si quiera me gusta. Pero me ha hecho recordar muchas cosas y no me atrevo a afirmar si me ha hecho feliz porque no sé si de verdad me ha hecho alegrarme o me ha sumido en una melancolía rara. Martina se llevó la primera y de momento única edición de "Dálmatas Azules", ésta llevaba en la guardas y escrito a mano el poema del que hablaba antes. Martina se iba de vuelta a Perugia y yo quería que se llevara un recuerdo del chico con el que no hacía más que cruzarse miradas y sonrisas como dos adolescentes de indómitas hormonas.

No me hagas seguirte
hasta el cementerio
de alas de metal.
Es un lugar sin cruces
hecho de piedra
y de cristal.
La gente no está
enferma pero eso
les da igual,
Allí muere más gente
mucha más que
en un hospital.
Meten recuerdos
en maletas
con instinto maternal.
Dejan Madrid,
dejan España,
¿Sabes tú dónde van?
Dejan Madrid,
dejan España,
en un angel de metal.
¿Con qué ojos me
voy a emborrachar?
¿qué sonrisa me
hara sonreir?
Si mi botella rubia
de lambrusco
corre vuela y huye de Madrid.