jueves, 31 de mayo de 2012

Queriendo entrar en tu atmósfera
me desintegré.
Por ir demasiado rápido.
Pero es imposible
no tener prisa
oyendo tu voz por radio.
Ahora estamos en órbita
el uno al rededor del otro.

miércoles, 30 de mayo de 2012

La unica mujer que amo
es negra.
Y es una mujer
porque la real academia lo ha decidido.
Es mucho más sencilla
que el resto de mujeres que he amado.
Pero no me lleva más lejos
por muchos pedales que dé.

viernes, 25 de mayo de 2012

Amontono las tazas
aqui al lado del portátil
y me pogo como excusa
que así huele la habitación
a café.
Pero en realidad
es para que se parezca
a la habitación
en la que me gustaría estar.

jueves, 24 de mayo de 2012

Como anduve siempre con prisa,
jugando con el reloj de arena
dándole la vuelta a placer
como hiciera con ella
entre mis brazos
en su cama,
una mañana me encontré aqui
sin saber cómo.
Tierra de por medio
-dijo el médico-
el mejor analgésico.
A la mañana siguiente,
habían pasado dos meses.
Y así me meto en la cama
sin saber que día será
la próxima vez que esta sed suya
me haga mirar el calendario
para ver cuanto queda
para verla
desde
lejos.
No me da miedo,
me perdieron la maleta con mis prisas
y llego
donde quiero
cuando quiero
con mi bici.

Las primaveras con pedigree
viven debajo de su casa
y seguro que la sacan a pasear.
Con lo que me gustaría pasear
la primavera intuída
que me estoy perdiendo.
Mientras la de mañana
no sea la última noche en la tierra,
todo bien.
Solo tengo que dormir
hasta la primavera siguiente
y confiar
en los mejores antídotos
para la tierra de por medio:
los aviones.


lunes, 21 de mayo de 2012

Seguimos siendo guapos,
seguimos hablando del futuro,
pero nos hemos dado cuenta
de que ya no somos tan jóvenes.
Y contrariamente a los miedos
que veníamos arrastrando
durante todo el camino,
nos está gustando
hacernos mayores.

Cuatro años.
Una licenciatura.
He cogido
22 aviones.

Uno ya puede disipar sospechas
y afirmar,
sin miedo,
que
le gustaría volver a empezar
porque la vida le está gustando.
Independientemente
de quien nos la llene
o nos la vacíe.
Independientemente
de cúantas veces
lo hagan.

Si miro a P
-que ahora mismo empuña
su mejor arma
y empieza a escribir también-
y la veo pura después de todo,
significa que lo que queda por venir
no puede ser sino maravilloso
y que lo que ha pasado
no podía haber sido mejor.

Futuro, ven.
Te presento a tu peor enemigo.

jueves, 17 de mayo de 2012

Llamémoslo astenia.
Culpémosla a ella
-a la astenia-
Es fácil
y difícil al mismo tiempo.

Hace años habría escrito
100 versos para decir como entra
la luz por esta ventana,
como "se aclara del jabón de las sábanas
en esta luz de mayo".
Y sin embargo ahora
solo tengo fuerzas para decir
"su ventana es bonita"
o
"ya es de día".

Me hubiera sacado el carnet
de manipulador de alimentos
para quitarla el sujetador.
Y estaría ansioso por
conocer los trucos y secretos
de todos los que tenga.

Habría abierto la libreta
habría gastado hojas y hojas
catalogando los ruidos
que hace en una sola noche
mientras duerme.

Tendría la manga llena de ases.

Pero no me apetece.

Sólo me queda escribir
sobre lo que habría hecho
hace unos años.
Y podría tirarme días,
hojas, cuadernos,
explicándome.

La gente pensaba que quería salir en los carteles de los autobuses.
Con cara de hipster sin cosquillas
cuando sólo quería acostarme
con la modelo
y mezclar sus libros con los míos
en la misma estantería.