miércoles, 31 de octubre de 2012

Esta es la entrada 1001 de este blog.
La 1000 es un borrador.

domingo, 21 de octubre de 2012

Y ahí estaba yo, con mi americana de tweed rodeado de punkis que pasaban de mi culo. Bailando Speedcore y Terrorcore a las seis de la mañana como si me fuera la vida en ello.

sábado, 20 de octubre de 2012

He olvidado en cual de tus piernas
estaba esa mancha con forma
de país por descubrir.
Me gustaría que supusiera
algún tipo de avance.

domingo, 14 de octubre de 2012

He ido al médico.
Me ha dicho que el pitido de mi oído
no es otra cosa
que la reverberación
de tus orgasmos.

jueves, 11 de octubre de 2012

Creo que nunca había pasado tanto tiempo
sin pisar la moqueta del suelo de un avión.
Jamás pensé que diría esto alguna vez
te echo de meos ryanair.

lunes, 8 de octubre de 2012

Yo no sé de puntos finales.
Como no sabía
de puntos y apartes
la máquina de escribir
de Bernhard.

sábado, 6 de octubre de 2012

Odio a las chicas
que huelen a tienda de ropa
y no trabajan en una.

viernes, 5 de octubre de 2012

También pagaría
todos los andares de Sophia Loren
o todas las lentillas
que no le hacían falta
a Elisabeth Taylor

jueves, 4 de octubre de 2012

Ahora,
borracho,
cuando no atino la amarilla con la roja
jugando al billar
-dans le port d'Amsterdam-
cojo y me cago en ti:
¡Me cago en ella!
-grito-
Y poco me queda para recostarme
sobre el tapete verde
y llorar
por haberme convertido
por fin
y como preveía hace tiempo
en un personaje
que bien podría aparecer
loco
rasgándose las vestiduras
en una canción
de Jacques Brel.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Si las tuviera,
pagaría todas las caras de sopresa de Audrey Hepburn
por que ganaras
tu próxima batalla.