martes, 13 de noviembre de 2012

La habitación tenía 4 paredes verdes.
Cuando te marchabas,
no venías,
o llegabas tarde,
se convertía
en una habitación de hospital.
Saqué tres libros de poesía
de la biblioteca de mi universidad
para que me ayudaras a leerlos,
separaras el grano de la paja.
O para sentir tu cabeza
en mi tripa
mientra leíamos tirados en la cama.
Nada.
Terminamos follando como lobos.
Otra clase de literatura.
Mi sono seduto
per terra
per ritrovarmi
con quello che ero.

Peut etre
como cuando entra la trompeta
en esa canción de Belle & Sebastian.
A mi no me cuesta nada imaginarme
como empezarán las cosas,
pero más allá del primer que tal
no sé que cojones puede pasar
-ponerse a llover,
que Judy se despierte
y diga que no ha soñado con caballos
sino con una conversación aburridísima
entre Leonard Cohen y
y Nikola Tesla-
Joder.
Ojalá Belle and Sebastian no tuvieran nada que ver con esto. 
Me alegraré,
pero será mentirá,
lo notarás
y será patético.


jueves, 1 de noviembre de 2012

Noviembre siempre empieza así.