lunes, 25 de febrero de 2013

Hay que pensar algunas cosas más que otras. Por ejemplo, uno no debiera preocuparse mucho por la marca del azúcar. de nada sirve correr el riesgo de parecerle un lunático a los señores del supermercado pasando 20 segundos delante del estante del azúcar. Es absurdo. Coge el de un kilo, mételo en tu carro, sigue comprando, paga, llega a tu casa, coloca la compra y hazte un café. Sin embargo no sucede lo mismo con los imanes de la nevera que se compran por souvenir. No. Se trata de una decisión meticulosa, con vistas al medio - largo plazo. Hay que pensar que la nevera se abre infinitas veces y por lo tanto infinitas veces nos tendremos que enfrentar a su imagen mal pintada, en relieve y a los recuerdos que depositaste en él cuando lo compraste pensando que quedaría bien al lado del resto de imanes. Los recuerdos del viaje te van a costar 4 euros. Por eso debe recordar cosas bellas, buenas, pero no excesivamente felices que llamen a la melancolía. Piensa, son cuatro euros por todos los recuerdos de ese periodo de ocio. Por supuesto, no se ha de caer en el estereotipo. Nada de cachos de muros, de checkpoints, de charlies, ni de judíos. Los de la DDR molan, porque son casi pueriles, una especie de burla infantil. Y recordar para reir debería ser la única razón de ser de la tiránica industria del Souvenir que se atreve a ponerle precio a nuestros recuerdos. 4 putos euros.

domingo, 17 de febrero de 2013

Mi teoría
de que los dioses
estaban hechos de tortilla de patata
se vino abajo.

domingo, 10 de febrero de 2013

Todo es orden
ahora que me empiezo a creer esto de ser profesor.
Los niños se sientan
delante de mi
y esperan
a ver que digo.
Mis exnovias
son ahora más guapas
que cuando salían conmigo.
-salvo la primera,
que hace años que no veo-
Yo soy más calvo,
pero más sabio.
Por eso sé
que los niños quieren
que les siga contando historias sobre Londres;
que no quieren saber
como se dice uva en inglés.


Es dificil escribir
sin pensarte.
Veo tu espalda en cada espacio en blanco
y cada vez que pasa eso llueven eddings.