jueves, 30 de julio de 2015

Lo bueno de las felicidades
inacabadas
es que son eso,
inacabadas.
Y mejor que sean asi
ahora que hay tiempo
para procrastinar

miércoles, 29 de julio de 2015

He sacado a la perra
Y he mirado el buzón.
Nunca lo hago.
Como no tengo dinero
Los bancos no me incordian.
No sabía
Que llegaran tantas cartas.
Miércoles.
Ninguna tuya.

jueves, 23 de julio de 2015

Si no te he escrito
en todo el día
ha sido porque
no me ha dejado el miedo
a que tu toalla
-con la que me seco
a diario-
deje de oler a ti
para empezar
a oler
a mi.
Si.
Podría usar otra toalla.
Pero lo que no sabes
es que imagino
que quien
me seca
eres
tú.

martes, 21 de julio de 2015

Estamos viendo estrellas muertas

lunes, 6 de julio de 2015

Un sueño bonito habría sido
entrar en el taller de Fra Angelico
y encontrarle dibujando tu cara
en la de la Virgen de la Anunciación.

Pero
en cambio
he soñado que ganaba
un concurso de gazpachos.

viernes, 3 de julio de 2015

Con el cuchillo en el corazón
de Karoline
no supe verlo.
Primero lo intuí
con Virginia
sus bolsillos llenos de piedras.
Siguieron las sospechas
con Silvia
y una escalera de gas.
Cincuenta pastillas
de secobarbital
para decir adiós a Alejandra.

Alguien soltó sus poemas
a los cuatro vientos.
Yo me los bebí todos
para excretar
-con menos tino-
que la muerte
trae en un mano al futuro
y en la otra
trae una patena
con un mar de vinagre

miércoles, 1 de julio de 2015

He vuelto a ponerme música
que no escuchaba desde hacía
tiempo.
Me he bajado algunas películas.
He hecho una lista
de los que serán
mis libros de este verano.

Esta tarde
mientras ponía en orden mi habitación
-una vida-
y me leía las cicatrices más bellas
de mi cuerpo
me ha parecido escuchar una gaviota
en el tejado